VISITA MI NUEVO BLOG

viernes, 21 de agosto de 2020

Aguilar de Campoo

Aguilar de Campoo desde la Presa de Aguilar

Llegamos al que va ha ser nuestro destino, la bonita ciudad de Aguilar de Campoo, la puerta de la Montaña Palentina. Tras dejar las maletas en la Posada Santa María la Real, el viejo monasterio premostratense de Aguilar de Campoo, nos disponemos a conocer la ciudad. La ciudad fue declarada conjunto histórico artístico en 1966, cuenta con gran cantidad de escudos y blasones a lo largo de sus calles, los monasterios e iglesias son evidencias de la gran influencia cultural que tuvo en su momento esta villa, hoy día aún está habitado el Convento de Santa Clara y el Monasterio de Santa María la Real se ha reconvertido en centro de enseñanza y museo. Ya en estos días es conocido como el pueblo de las galletas, pues en su término municipal se establecieron fábricas de galletas Gullón y Siro.
 
El Monasterio de Santa María la Real fue edificado en los siglos XII y XIII, el claustro es Cisterciense, es un placer pasear por este lugar. En la edad media fue uno de los principales focos culturales de la zona, estaba habitado por monjes premostratensese hasta la desamortización de Mendizabal en 1835, cuando fue abandonado hasta 1968 cuando por medio de Jose María Pérez "Peridis" se comenzó a restaurar. Junto al Monasterio se encuentra la cueva del mítico guerrero Bernardo El Carpio, cuyo lugar era motivo de peregrinación en su momento, los peregrinos se quedaban en las celdas donde ahora nos quedamos nosotros estos días. Los monjes, según nos cuenta la guía, en este lugar se encargaban del grano y del molino, para abastecer a los pueblos del entorno. 

Monasterio Santa María la Real

Capitel en el Monasterio de Santa María la Real

Cueva de Bernadro El Carpio
 
La actual parroquia de la villa es la Colegiata de San Miguel, un edificio de estilo gótico aunque la puerta principal es románica del silgo XIII, con un retablo renacentista dedicado a San Miguel. Aparece imponente en la plaza mayor de Aguilar de Campoo, un lugar de encuentro de las gentes de la ciudad con sus arcadas llenas de tiendas y restaurantes.
 
Colegiata de San Miguel
 
Nos dirigimos al Castillo no sin antes detenernos en la Ermita de Santa Cecilia, una iglesia románica del siglo XII, con planta rectangular de tres naves y ábsides rectanculares. En el interior destacar los sorprendentes capiteles con motivos vegetales e historiados que narran pasajes bíblicos como la matanza de los inocentes. 
 
Ermita de Santa Cecilia

Capitel que ilustra "La Matanza de los Inocentes" en la Ermita de Santa Cecilia
 
En lo alto de un cerro se erige el Castillo, sobre una fortaleza ya existente en los siglos X y X. Ya en el siglo XII fue una importante construcción del cual se conservan alguna partes del mismo. Desde sus 970 metros de altura se divisa una espectacular estampa de la ciudad y el entorno. Toda la ciudad está circundada por una muralla de la cual quedan algunos tramos y varias de sus puertas como son la de Reinosa, del Paseo Real, Paseo Cascajera o de San Roque.
 
Castillo
 
Y de nuevo nos encontramos con el Río Pisuerga, cuyos márgenes volvemos a recorrer por los jardines de Aguilar de Campoo. Un bonito y sosegado paseo. Un paseo muy recomendable es el que te conduce a la presa del Embalse de Aguilar con unas vistas muy bonitas, una distancia asequible y sin dificultades.
 
Río Pisuerga en Aguilar de Campoo

Embalse de Aguilar
 
La Iglesia de San Andrés que se encontraba inicialmente situada en la falda del castillo fue trasladada piedra a piedra en 1908 hasta el lugar donde hoy se encuentra. Formó partte de un desaperecido monasterio del siglo XII. Posee cuatro arquivoltas de baquetón decoradas con dientes de sierra, motivos en zig-zag y decoración vegetal, los capiteles, muy desgastados lucen motivos vegetales.
 
Iglesia de San Andrés
 
 
Más fotografías de 
AGUILAR DE CAMPOO

No hay comentarios: