VISITA MI NUEVO BLOG

lunes, 20 de abril de 2009

Ruta por Sierra Pinos (Hornachos)

Una buena jornada de convivencia con los compañeros de la Asociación Senderista "Luna de Agosto" (www.lunadeagosto.com) y junto con los chavales del Grupo Scaut de Villafranca.
Salimos cerca de San Isidro para recorrer 14 kilómetros entre jaras rodeando la Sierra Pinos (los tracks están en www.wikiloc.com) para acabar en San Isidro, donde comimos y pasamos unas horas muy agradables. Y eso que el día empezó regular, lloviendo hasta las 7 de la mañana, lo que nos hizo dudar si hacerla o no (por los chavales que nos acompañaban), y al final se optó por la decisión correcta y se quedó un día expléndido.
Es una ruta facil que recomiendo a todos.



domingo, 12 de abril de 2009

Belmez (Córdoba)

De camino a Villafranca entré en Belmez para ver el pueblo y sobre todo su castillo que me llamó la atención desde la carretera N-432.
El castillo se ubica en un cerro de caliza lo que hace que sea irregular al tenerse que adaptar al terreno. Data del s. XIII su parte más antigua, siendo la muralla y la torre del homenaje del s. XV, a lo largo de la historia el castillo ha sufrido varias destrucciones y posteriores restauraciones y adecuaciones.



Muy interesante subir, aunque a mi me tocó con un fuerte viento y no pude estar mucho tiempo.
Otra cosa que me llamó mucho la atención fueron los canalones o vierte aguas de las casas una especie de GÁRGOLAS como podéis ver en la foto.

Visita a Córdoba II

Por la tarde visité la Casa Andalusí, en la calle judíos y próxima a la sinagoga. Casa hispanomusulmana del s. XII, es precioso el patio, y muy interesante la visita a las distintas dependencias de la misma, como el sótano con un mosaico romano, el salón Morisco, ... Todo en la casa nos habla de la historia de Córdoba y de la fusión de culturas. Podemos ver una colección de monedas árabes y la maqueta para fabricación de papel.




Seguí visitando la El Barrio de la Judería y entré en la Casa de Sefarad, ubicada en un edificio del s. XIV, guarda la huella cultural sefardí a traves de una exposición permanente "Memorias de Sefarad", colección única en Anadalucía, donde podemos visitar cinco salas dedicadas a la vida doméstica, la mujer en al-andalus, los ciclos festivos, la judería de Córdoba y la música. Una vez visitada la casa asistí a un taller de música sefardí en el patio de la casa, algo que me emocionó y quedé maravillado, esto os lo recomiendo, todos los viernes y sábados hay talleres en la casa, es muy interesante.


En el Barrio de la Judería encontramos también algo que había escuchado en radio y que quería visitar, es la exposición Galería de la Tortura, instrumentos y máquinas de tortura usados por la inquisición y que te dejan el cuerpo fatal, que barbaridad.
Y aquí acabó mi viaje a Córdoba, sin duda que volveré, ahora quedaba encontrar el coche y sacarlo de Córdoba. De camino a Villafranca pasé por Belmez y su castillo me cautivó, pero eso lo cuento en otra entrada.


Visita a Córdoba I

El pasado día 10 me dirigí a ver una ciudad que, aunque había pasado cerca de ella, nunca había visitado, Cordoba, y la verdad que me gustó muchísimo.
Empecé visitando la Mezquíta-Catedral, considerado como el monumento islámico más importante construido en occidente. El edificio actual es producto de una mezquita inicial levantada por Abderraman I en el año 784 sobre y con los materiales de la basílica cristiana de San Vicente, posteriormente se harán varias ampliaciones por Abderraman II, Alhaken II y Almanzor. En 1236 tras la conquista cristiana se hicieron nuevos cambios, alzándose en su interior la Catedral de Córdoba o de Santa María. En este edificio en contramos un compendio de soluciones islámicas, mudéjares, renacentista y barroca. Son 23.400 metros cuadrados de superficie donde contemplar vestigios del pasado romano, visigodo, musulman y cristiano.
Es una verdadera maravilla pasear por la mezquita, olvidarte de las fotos y simplemente contemplar todos sus rincones, yo me encontre con un pequeño inconveniente, la gran cantidad de gente que había.




A continuación continué mi visita en el Alcázar de los Reyes Católicos, situada en el río Guadalquivir y a poca distancia de la mezquita. En época romana tuvo caracter de fortaleza y durante la permanencia de los musulmanes estaba incluido dentro del Palacio Califal, tras la conquista cristiana en 1236 se convirtió en residencia real y a partir de 1492 fue cuartel generl de las tropas de loa Reyes Católicos, en este mismo año, los Reyes Católicos abandonaron Córdoba cediendo el alcázar a el Tribunal de la Inquisición. Espectaculares son los jardines compuesto de grandes albercas escalonadas y una esquisita vejetación de inspiración árabe, y todo ello perfectamente cuidado, también es impersionante la vista desde las torres de la fortaleza.




Los Baños del Alcazar Califal, dan buena muestra del gran patrimonio histórico-artístico de época Omeya de Córdoba, la antigua capital de al-Andalus. Una visita que recomiendo y que muestra la arquitectura palaciega al servicio de emires y califas.




Frente al Puente Romano, restaurado, encontramos la Puerta del Puente, que formaba parte de la muralla que cercaba la ciudad. Al otro lado del puente visité el Museo Torre de la Calahorra, y el molino en su parte inferior. El museo esta dedicado a difundir aspectos significativos de la historia y la cultura andalusí, no te puedes ir de Córdoba sin visitarlo pues sales conociendo más y mejor esta cultura. Construida por los musulmanes para guardar la entrada a la ciudad, fue restaurada por Enrique II para defendese de su hermano Pedro I el cruel, fue utilizada como carcel en el s. XVIII y escuela femenina en el s. XIX. Muy interesante ver la maqueta de la Mezquita en la planta alta.