VISITA MI NUEVO BLOG

jueves, 30 de julio de 2015

Castillo y Fortificación de Monsaraz


Situado sobre una colina que domina el Río Guadiana y cercano a la frontera con España, Monsaraz adquiere una gran importancia estratégica de forma que primero en el siglo XIII el Rey Alfonso III mandó construir el castillo con su Torre del Homenaje pentagonal. Todo el pueblo está rodeado por la muralla medieval y los baluartes levantados en el siglo XVII, estructuras defensivas que sirvieron durante las guerras fronterizas. Tanto la muralla como el castillo se pueden visitar libremente.


Castillo



Baluartes

Hoy día tiene una atractivo especial, pues desde lo alto del castillo hay unas espectaculares vistas del embalse de Alqueva, que hace de frontera entre España y Portugal. También en el castillo y limitado por sus muros existe hoy día una curiosa plaza de toros, que durante las fiestas del pueblo (segunda semana de septiembre) se llena de vida con corridas portuguesas, música y comida.

Puerta de la Fortificación

El pueblo es encantador, con sus casas blancas y ventanas de hierro forjado, posee un importante conjunto monumental con la Iglesia de San Juan Bautista, la iglesia de Santa María con su cabecera romano-gótica y algunas casas palaciegas. Sin duda una visita indispensable.







Más Fotografías en mi 

domingo, 12 de julio de 2015

Luna Marinera



Partiendo a la caída del sol, el paseo fluvial conducirá al senderista por la orilla del embalse hacia la parte alta de la población, teniendo siempre de frente al imponente cerro del Castillo de la Culebra, durante un tramo de la ruta se transita por el casco urbano, de arquitectura popular con empinadas calles, la Iglesia de Ntra. Sra. de los Milagros declarada Monumento de Interés Histórico Artístico por su estilo mudéjar, hasta el punto más alto del pueblo, “Los Canchos de los Toros” ofrecerán vistas nocturnas casi aéreas de la parte antigua de la población y del pantano con reflejos de la luna llena. 



A partir de este punto es necesario encender la linterna (pues la luna aún no había hecho acto de presencia), por salir la ruta de la población para adentrarse en el Valle de la Jabata, lugar donde se podrán escuchar los sonidos de la fauna nocturna que habita en esta Zona de Especial Protección para las Aves conocida como “Sierras Centrales y Embalse de Alange”. A lo largo de este estrecho sendero se presenciará uno de los espectáculos más característicos de la ruta, una hilera de luminarias que como luciérnagas de las linternas de los senderistas, que en esta ocasión pasaron de los 500. 


 
Una vez de vuelta a la población, se visita la Ermita de San Bartolomé, así como se visita el interior del Balneario de Alange donde los senderistas retrocederán en el tiempo hasta el siglo tercero, gozando de sus Termas Romanas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y de sus hermosos y cuidados jardines terapéuticos, pudiéndose encontrar con algunos personajes de la época a lo largo del recorrido.
La ruta termina entorno a la media noche, dando paso a una fiesta playera con música, animación y un aperitivo para todos los asistentes, junto a la costa dulce de Alange y bajo la luz de la luna llena, que ya si estaba presente.


Una bonita ruta de dificultad baja, con unos 8 kilómetros de longitud y con tan solo una subida al Cancho de los Toros, todo ello bajo la luz de la luna en un precioso pueblo.


Más fotografías en mi