VISITA MI NUEVO BLOG

martes, 30 de agosto de 2022

Viana do Alentejo

Castelo de Viana do Alentejo

A cuarenta y cinco minutos de Alcácer do Sal, situado entre Evora y Beja se encuentra esta bonita ciudad, la cual teníamos ganas de visitar, se trata de Viana do Alentejo, cuyos orígenes se remontan al siglo XIII, época en la que D. Gil Martins edificó una iglesia en la llamada Heredad de Fochem, pasando a se conocida como "Viana a par d'Alvito". Ya en 1313 el rey D. Dinis hace una donación a sus habitantes para la construcción del Castillo, dándole foral en 1321.

Entre finales del siglo XV y mitad del XVI, Viana de Alentejo vive su época dorada, con la relación con la corte de D. Joao II y la edificación y recuperación de los principales edificios del municipio como el Castillo, la Iglesia Matriz o la Iglesia de la Misericordia.

En la Plaza de la República se encuentra el antiguo edificio de la Casa Consistorial, que ostenta una elegante fuente renacentista, la Fuente de la Renascença o de los Escuderos, construcción de la última mitad del siglo XVI, de tipología renacentista.

Fuente de la Renascença

En dirección a la Calle del Hospital y al final de la misma encontramos el Chafariz de Rossio de las Hortas, y más adelante la Ermita de Sao Francisco y el curioso Oratorio del Calvario. Vale la pena pararse un poco en este lugar y recorrer sus calles e impregnarse de los sabores y las artes tradicionales, como la alfarería.

Oratorio del Calvario

El Castillo es de inicios del siglo XIV, e integra en su interior junto a las murallas, la Iglesia Matriz y la de la Misericordia, destacándose también un crucero gótico-manuelino con relieves de la Virgen do Leite y de la Sra. de la Piedad, en el centro de interpretación, a la entrada del castillo, nos atendieron muy bien, explicándonos que ver en esta bonita localidad.

La Iglesia Matriz es una de las más importantes iglesias menuelinas del sur de Portugal, data de inicios del silo XVI, con influencia mudéjar, se destaca la magnífica portada labrada en mármol con alusiones a la actividad pastoril. En su interior unos vitrales del siglo XVI con representación de Sao Pedro y Sao Joao Baptista.

Exterior del Castillo

Crucero

Portada de la Igreja Matriz

Abandonamos la localidad para dirigirnos al monumental Santuario de Nossa Senhora d'Aires, lugar de gran fe y escenario de una de las mayores romerías del Alentejo, se trata de un ejemplo del barroco alentejano del siglo XVIII con ricas decoraciones, destaca en el interior las pinturas murales y el baldaquín en talla dorada donde se encuentra la imagen de la patrona del siglo XV, pero lo que más impresiona son los pasillos interiores llenos de fotografías de los fieles.

Santuario de Nossa Senhora D'Aires

De vuelta a Alcácer do Sal paramos en Alcáçovas, una pequeña población donde pudimos dar un paseo hasta la Iglesia Matriz de Salvador que se encuentra aislada al norte de la villa, fue reedificada en el siglo XVI, al gusto manierista, sobre una construcción primitiva, no pudimos acceder al interior pues estaba cerrada, por lo que no pudimos ver las capilla, entre la que destaca la de Nossa Senhora do Rosário adornada con  pintura mural y la capilla panteón de los Henriques de Trastámara. 

En el centro de la ciudad se encuentra el Paço dos Henriques, edificado en el siglo XIV, alcanzó fama en el siglo XV por la firma del importante Tratado de Alcáçovas en 1479 entre D. Alfonso V de Portugal y los Reyes Católicos de España, que declaró la paz entre el reino de Portugal y los reinos de Castilla y Aragón y puso fin a las hostilidades tras la guerra de sucesión castellana (1475-1479).

Igreja Matriz do Salvador (Alcáçovas)

Muy cerca de Alcácer do Sal se encuentra Santa Catarina donde hay unos restos romanos que paramos para visitar, en el lugar se encuentran vestigios de dos núcleos de ocupación que integran la "Villa Romana de Santa Catarina de Sítimos". Se identificó una gran piscina con una escalera de acceso al interior y que probablemente fue parte de unas termas. Evidencia la ocupación humana desde mediados del siglo I a.C. hasta los siglo V o VI.

Restos Romanos de Santa Catarina

Más fotografías de 
en mi 

lunes, 29 de agosto de 2022

Grândola

Monumento à la Libertade

A algo menos de 25 kilómetros de Alcácer do Sal se encuentra la localidad de Grândola y es allí donde nos dirigimos este día para ir a su Feria de Agosto y conocer la ciudad, principalmente visitamos el Monumento à la Libertade, monumento que evoca los acontecimientos sucedidos el 25 de abril de 1974, la Revolución de los Claveles. Ademas de la Escultura a José Alfonso evocan esta efeméride, el memorial fue realizado por Bartolomeu dos Santos y el Monumento à Libertade que es de Jorge Vieira, ambos inaugurados el 25 de abril de 1999.

Inaugurada en 1642, en la ultima semana de agosto la Feria de Agosto se convierte en una Gran Feria del Turismo y Medio Ambiente Alentejano de la Costa ofrece muestras de manualidades, conciertos, gastronomía y feria libre, suponiendo con una gran oportunidad para explorar los productos alentejanos tradicionales.

Detalle del Monumento à la Libertade

Un hecho importante en la historia de Grândola es su relación con una de las más importantes y estimadas figuras de la música y la poesía del siglo XX, Zeca Afonso (José Alfonso). No hay quien no conozca los versos “Grândola, Vila Morena / Terra da fraternidade / O povo é quem mais ordena / Dentro de ti, ó cidade...” del poema redactado por José Afonso en homenaje a la gente de Grândola, que le había impresionado por su determinación y fraternidad. La canción fue cantada por José Afonso en el «Primeiro Encontro da Canção Portuguesa», organizado por la Casa da Imprensa en el Coliseu dos Recreios el 29 de marzo de 1974, en un clima de apoteosis, durante una manifestación espontánea de libertad y fraternidad. Siete mil personas cogidas del brazo cantaron «Grândola Vila Morena» al unísono.  

Por ese motivo fue escogida por el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) para ser la segunda señal de la Revolución de los Claveles de Portugal. La canción hace referencia a la fraternidad entre las personas de Grândola y había sido prohibida por el régimen salazarista como una música del partido comunista de Moscú. En la madrugada del 25 de abril de 1974 la canción fue retransmitida en la Rádio Renascença, la emisora católica portuguesa, como señal para la confirmación del inicio de la revolución. Esta canción se convirtió en un símbolo de la revolución y de la democracia en Portugal. La canción dice:

Grândola, Vila Morena
Terra da fraternidade
O povo é quem mais ordena
Dentro de ti, ó cidade

Dentro de ti, ó cidade
O povo é quem mais ordena
Terra da fraternidade
Grândola, Vila Morena

Em cada esquina, um amigo
Em cada rosto, igualdade
Grândola, Vila Morena
Terra da fraternidade

Terra da fraternidade
Grândola, Vila Morena
Em cada rosto, igualdade
O povo é quem mais ordena

À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade
Jurei ter por companheira
Grândola, a tua vontade

Grândola, a tua vontade
Jurei ter por companheira
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade



Grândola

Otra bonita localidad para visitar es una freguesía perteneciente a Alcácer do Sal, es Torrão, paramos en la plaza donde se sitúa la estatua de Berdardim Ribeiro, insigne poeta del siglo XVI nacido en esta localidad y dimos un paseo por la población, donde se puede visitar la Iglesia Matriz de Nossa Senhora da Assunçao, del siglo XVI de estilo manuelino y que fue modificada en el siglo XVII con estilo barroco o el Miradouro da Barragem Vale do Gaio donde hay unas bonitas vistas de la Albufeira del Gaio. 

También se puede visitar las ruinas de la Ermida, el Anta y el Moinho de Sao Fausto a pocos kilómetros del centro del pueblo, en nuestro caso no pudimos acceder pues estaba cerrado. Abandonamos Torrão para acercarnos al Barragem de Vale do Gaio desde donde hay unas bonitas vistas.

Torrão

Desde el Barragem, al fondo Torrão

Más fotografías de GRÂNDOLA 

Estuário do Sado

Estuario do Sado

Desde el embarcadero de Alcácer do Sal tomamos un pequeño barco de la empresa Callipus que nos ha llevado a visitar una parte del Estuario del Sado, un pequeño viaje donde pudimos descubrir la belleza de este paraje natural, entre otros pudimos observar flamencos, cigüeñas o patos. Este es un lugar privilegiado para la protección de las especies y para su observación, cosa que no quisimos dejar pasar en nuestra estancia en esta bonita localidad.

Embarcadero Alcácer do Sal

El Estuário del Sado se encuentra localizado en la parte central de la costa atlántica, al sur de la península de Setúbal, en el desagüe el río Sado que recorre 180 kilómetros hasta este lugar, siendo uno de los ríos portugueses que discurren exclusivamente en su propio territorio.

Ha sido declarado "Reserva Natural del Estuário del Sado" (Reserva Natural do Estuário do Sado), que protege un área de 231,60 km² de los concejos de Setúbal, Alcácer do Sal, Grândola y Palmela (Decreto-Ley n.º 430/80, de 1 de octubre). Está también clasificado como Biotopo CORINE.

Flamencos

Flamencos

Es un lugar de nidificación, reposo o invernada para diversas aves como por ejemplo cigüeñas, flamencos y patos, y de desove, desarrollo y crecimiento de varios peces y del delfín nariz de botella. 

Es el segundo estuario más grande de Portugal después del Tajo, siendo al mismo tiempo uno de los humedales portugueses más importantes en términos de comunidades de aves acuáticas que lo utilizan.

Cigüeña Negra

Cigüeña en vuelo

Estuario do Sado

La Reserva está formada en gran parte por llanuras aluviales con una altitud media muy baja, la mayoría de las veces entre 10 y 20 metros, alcanzando un valor máximo de 40 metros en la orilla norte, cerca del Monte Abul. Además de las llanuras aluviales, se pueden encontrar otro tipo de formaciones, como dunas, playas (fluviales y marinas) y algunos afloramientos del Pleistoceno y Mioceno. En ambas orillas hay pantanos que se cruzan con arroyos y canales.

Más Fotografías del 

domingo, 28 de agosto de 2022

Alcácer do Sal

Vista de Alcácer do Sal


Situada sobre la orilla derecha del río Sado, Alcácer do Sal ha estado poblada desde tiempos remotos. Son prueba de ello, los restos arqueológicos encontrados desde el Neolítico hasta griegos, fenicios y otros pueblos de la cuenca del Mediterráneo.

Su nombre romano fue Salacia Urbs Imperatoria y su gran importancia en la red del Imperio se debe a su situación junto río Sado, que facilitaba el transporte de los productos de las tierras del interior (trigo aceite y vino) hacia otros lugares del mediterráneo, ocupados por Roma. Así, Alcácer fue una de las ciudades con puerto interior más importantes del Occidente peninsular, conocida por la producción de sal, que se añadió a su nombre y por las industrias derivadas de la salazón y la pasta de pescado.

Vista de Alcácer do Sal

En la época del dominio musulmán (a partir del s. VIII), Alcácer fue la capital de la provincia de Al-Kaser. Las murallas de la antigua fortificación fueron reforzadas y la ciudad musulmana quedó protegida por dos murallas, cuyos muros, coronados por 30 torres formaban uno de los mayores bastiones de defensa de la Península Ibérica. A pesar de ello, en 1217 fue conquistada por el rey D. Afonso II, con el auxilio de los Cruzados que llegaron camino de Siria y de la Tierra Santa, y la entregaron a la Orden Militar de Santiago, que aquí estableció su sede.
 
Aunque haya perdido su importancia militar y comercial, Alcácer do Sal mantiene intacta su notable belleza. Desde el castillo se divisa, hacia el lado sur, la curva del río Sado, que baña una suave llanura verde. Desde aquí se pueden observar magníficas vistas sobre el río y los campos. Un paseo a pié por Alcácer do Sal nos muestra la parte más encantadora de esta ciudad, con sus calles pequeñas y escalonadas que trepan hacia el castillo, en nuestro caso visitamos alguno de los principales lugares de interés de esta bonita población.

Vistas desde el Castelo de Alcácer do Sal

En el pequeño embarcadero en el Río Sado se encuentra el Galeão do Sado, un galeón típico del Sado, actualmente hay dos de estos galeones el Pinto Luisa y el Amendoeira. Dejamos el embarcadero y nos dirigimos por el paseo del Sado hasta el puente peatonal que nos lleva a la Praça Pedro Nunes, donde se encuentra el edificio de la Cámara Municipal, el edificio das Finanças y la Estatua de Pedro Nunes, insigne matemático que nació en 1502 en Alcácer do Sal y fue el inventor del Nonio que revolucionó la navegación en la época de los descubrimientos.

Galeão do Sado

En la plaza vemos una espectacular ventana que corresponde con el Museu Municipal Pedro Nunes, la antigua Igreja do Espirito Santo  del siglo XIV a XV y que hoy acoge el museo municipal donde empaparte de la historia de la ciudad. La Igreja da Misericordia fue fundada en el siglo XVI junto al edificio del Hospital da Misericordia.

Ventana en el Museo Municipal Pedro Nunes

La Igreja de Santiago, fundada en el siglo XVII con unos espectaculares paneles de azulejos. Junto a ella el Chafariz, una fuente con un panel de azulejos que data de 1592 que rememora el pasado romano de "Salacia Urbs Imperatoria".

Panel en el Chafariz

La Igreja do Convento de Santo Antonio e Capela das Onze Mil Virgens es un complejo religioso que data del siglo XVI y que no  pudimos ver interiormente pues las veces que fuimos estaba cerrado. Cerca se encuentra la Cisterna Romana da Fonte da Talha, una cisterna de época romana formada con "opus signinum" que data del siglo I d.C. justo a lado la Padaria Esperança donde tomar un café con dulces del lugar. Otro lugar interesante, aunque no pudimos acceder a su interior, es el Santuario do Senhor dos Mártires, que fue la primera sede de la Orden de Santiago en Portugal y del cual hay evidencias de su existencia en el siglo XIII.

Cisterna Romana da Fonte da Talha

Santuario do Senhor dos Mártires

Ya subiendo al castillo encontramos la Fonte Nova, del siglo XVIII, y la Igreja da Consolação, fundada en el siglo XIV fue posteriormente transformada en residencia particular, en un lateral encontramos una preciosa puerta manuelina. Desde casi todos lo puntos de la población se puede ver la Torre do Relógio, de origen musulmán marca el tiempo de este municipio desde el siglo XVI. La Igreja de Santa Maria do Castelo ou Matriz, se encuentra dentro del recinto amurallado del castillo, es de estilo románico y fue fundada por la Orden de Santiago después de la reconquista de 1217.

Torre do Relógio

El Castelo es el mayor símbolo de Alcácer do Sal, desde donde hay unas impresionantes vistas del Río Sado, los verdes arrozales y el extenso pinar. Hoy alberga una de las Pousadas de Portugal (Paradores) D. Alfonso II. Siempre tuvo un papel determinante en la vida de la ciudad, fue ordenado construir en 1191 por el califa almohade Ya'qub Al-Mansur, era un punto estratégico para identificar la aproximación de enemigos. Durante muchos años fue testigo de luchas entre musulmanes y cristianos, D. Alfonso Henriques lo conquistó por primera vez en 1160 y luego reconquistado por los musulmanes en 1191, cuando edificaron la torre de Algipe, un torreón de base octogonal del cual quedan algunos restos. Y fue en 1217 cuando bajo el reinado de D. Alfonso II los portugueses con ayuda de cruzados consiguieron tomarlo definitivamente, entregándolo posteriormente a la Orden de Santiago de Espada.

El castillo ha presenciado momentos decisivos en la historia de Portugal, como la aclamación de D. Manuel I como rey. Mantuvo sus funciones militares hasta el siglo XV. En 1570 fue ampliado el convento existente en el castillo naciendo el Convento de Aracoelli que alojó a monjas clarisas hasta el siglo XIX. Ya en el siglo XX el convento fue transformado en una Pousada de cuatro estrellas.

Castelo

Castelo

Rodeado por dos líneas amuralladas, que se pueden recorrer en buena parte, el Castelo de Alcácer do Sal es un ejemplo de construcción militar en adobe. Las excavaciones realizadas en sus inmediaciones han permitido encontrar vestigios de muy diversas épocas, desde el Neolítico, la Edad del Hierro, Época Romana y Árabe, algunas de las piezas se pueden visitar en la Cripta Arqueológica, donde conocer la historia del castillo y la ciudad de una manera más profunda.

Interior de la Cripta do Castelo

Más fotografías de