VISITA MI NUEVO BLOG

miércoles, 14 de octubre de 2020

Ruta de Las Corralas

Corrala
 
En esta ocasión vamos Torrequemada para hacer una bonita ruta de 9 kilómetros de longitud y baja dificultad, ideal para pasear con la familia por un maravilloso entorno, descubrir la dehesa extremeña y un conjunto etnográfico y natural espectacular. 
 
Comenzamos la ruta junto al café-bar El Menuo, donde dejamos el coche, para dirigirnos hasta la Charca de Arriba por la calle Juan de Sande. Caminando por las calles ya nos damos cuenta de que el granito está presente en el pueblo, en sus casas y su paisaje. Salimos del pueblo por el antigu0 camino de Montanchez que transita por la dehesa boyal de la localidad entre ganado vacuno, porcino y ovino. Un espectacular día de otoño con una temperatura ideal para pasear por la dehesa.

Powered by Wikiloc

En la Dehesa

Continuamos nuestro camino y ya a lo lejos se observa la Ermita de Salor, pero antes el camino nos conduce hasta el Río Salor, que en estos días está seco, el cual cruzamos por un puente medieval. "Se trata de un puente de planta recta con tres bóvedas y perfil alomando, con tres desagües en la margen derecha y dos en la izquierda. Se encuentra en una zona rica en restos romanos y muy cerca de asentamientos de época imperial, y además, muy cercano a la vía 24 del Itinerario de Antonino. Se sitúa en una vía romana que conducía a las colonias militares de Norba Caeserina y Castra Caecilis" (blog Cáceres al Detalle).
 
Puente Medieval sobre el Río Salor
 
La Ermita de Salor se encuentra en lo alto de un cerro, nada más llegar te sorprenden un arco apuntado con restos de pinturas con las imagenes de la virgen y el niño, así como ángeles a ambos lados. Su origen está datado entre los siglos XIV y XVI, de estilo mudéjar, toma su nombre del Río Salor, las primeras noticias que se tienen de la ermita son de 1229 cuando es citada en el fuero de Cáceres. Posteriormente fue sede de la Cofradía de Nuestra Señora del Salor. Aunque no pudimos entrar, según leo, la ermita consta de tres naves con seis tramos atravesados por arcos transversales de medio punto. Estuvo decorada con pinturas mudéjares, de las cuales quedan restos. Hacia mediados del siglo XVI se realizan algunas reformas, principalmente en la cabecera del templo, y de esta época son los esgraficados que se conservan en el muro exterior.
 
Ermita del Salor

Encontramos algunas ovejas alrededor de la Ermita
 
Continuamos la ruta volviendo de nuevo al puente medieval, cruzamos la cancela que encontramos a la izquierda del puente y cogemos el camino que nos lleva junto al río durante unos 500 metros, hasta llegar a una pasarela de piedras que cruzamos, seguimos por una pista ancha que nos conduce al Camino de Los Rosales hasta la Charca del Prado, un precioso lugar al que más tarde volvimos para comer bajo una encina. 
 
Cancela 

Pasarela de Piedras sobre el Río Salor (seco en estos días)

Charca del Prado

Volvemos unos metros sobre nuestros pasos para tomar el camino que nos conduce a Las Corralas, perfectamente señalizado con un cartel. Llegamos al paraje denominado Dehesa de Zafra o Zafrilla ya a poca distancia del pueblo y nos encontramos un lugar fantástico. Las Corralas fueron declaradas Bien de Interés Cultural con categoría de Lugar de Interés Etnológico. Nos encontramos en una dehesa de encinas y alcornoques rodeadas de granitos donde se encuentra el conjunto con más de doscientas zahúrdas dedicadas a la cría de cerdos que, en la terminología local, se las conoce con la denominación de “corralas”. Básicamente, las Corralas constan de dos cuerpos. Por un lado, está la zahurda o cochiquera donde las hembras parían y amamantaban a los lechones, y por otro, el cerco de piedra o corrala que servía para controlar al animal y para que los lechones se iniciaran en sus primeras andadas fuera de la cámara de cría antes de ser trasladados a los domicilios para su correspondiente engorde. Los materiales que se utilizan para levantar estas construcciones son la piedra local, el granito que aflora en la dehesa y, en ocasiones, se usa tierra para los morteros de algunos muros y los revestimientos de los elementos sustentados.
 


Corralas
 
Abandonamos este maravilloso lugar para llegar a la localidad de Torrequemada donde para finalizar la ruta dimos un paseo para visitar algunos lugares como la Charca de Abajo, la iglesia de San Esteban, de estilos renacentista y barroco de los siglos XVI y XVII. En la zona alta del pueblo, está lo que llaman la Torre, otro edificio histórico situado en la parte más alta de la localidad, en la actualidad se encuentra en ruinas, conservándose únicamente los muros. En su entrada se puede observar el escudo de los Duques de Abrantes y aparece la fecha de 1704. 
 
Iglesia de San Esteban

La Torre
 
Más fotografías en mi

martes, 6 de octubre de 2020

Puente Romano de Alconetar


No pudimos evitar parar para ver esta grandiosa obra de ingeniería de una gran importancia histórica, aunque desubicada y de la cual quedan pocos restos, sigue siendo impresionante. El Puente Romano de Alconetar, un puente sin río.

Fue construido sobre el río Tajo, en la Vía de la Plata, siendo el hilo conductor entre el norte y el sur de Extremadura. No se conoce con exactitud la fecha de su construcción, pero el estilo constructivo sugiere que pudo ser levantado hacia el siglo II, en época de Trajano (98–117) o Adriano (117–138). El puente se sostenía sobre unos 18 arcos rebajados, contando con más de 300 metros de longitud y una anchura tal que permitía el paso de dos carruajes simultáneamente (según indican algunos escritos).
 
 
 
Se mantuvo en estado funcional hasta la reconquista, etapa en la que pudo ser parcialmente destruido. Más tarde, en el siglo XIII, vuelve a ser utilizado tras una reconstrucción ejecutada por la Orden del Temple, que controlaba el puente y la zona. Hubo nuevos intentos de reconstruir el puente en 1553 y en 1560, aunque todas las reconstrucciones y la construcción de un nuevo puente en el siglo XVIII no fructificaron.
 
Y fue ya en 1969 cuando se decide construir el pantano de Alcántara que sepultaría el puente y es cuando se decidió salvar el puente romano trasladándose piedra a piedra a la cola del Embalse de José María Oriol, entre la EX-371 y la N-630, en Garrovillas de Alconetar.
 

 Más fotografías del 
PUENTE ROMANO DE ALCONETAR

lunes, 21 de septiembre de 2020

Mérida - Don Álvaro - Mérida

Río Guadiana
 

La ruta son 22 kilómetros, sin dificultades. Salimos de Mérida, de la Avenida Lusitania, a la altura del Centro de Salud donde se encuentra la Churrería Isidro, donde cogemos fuerzas antes de iniciar. Se sale por la Calle Santa Teresa Jornet, para antes del puente que cruza la vía férrea que une Mérida con Cabeza del Buey, tomar un camino a la derecha, en un principio asfaltado para luego pasar a ser una pista que conduce a la margen derecha del Río Guadiana que continuamos durante varios kilómetros hasta que abandonamos las orillas del río para transitar por una camino paralelo a la vía del tren. Este camino nos devolverá hasta orillas del Río Guadiana para encontrarnos con un Molino Harinero, se trata de un molino de corriente cuya sala de molienda se encuentra en perfecto estado de conservación, fue construido a finales del siglo XIX y restaurado en 2006. 

Molino Harinero

Interior del Molino

 

Powered by Wikiloc

Desde este punto continuamos paralelo al río durante un par de kilómetros más para abandonarlo cruzando por un túnel la vía del tren camino de Don Álvaro. Atravesamos el pueblo visitando la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena (siglo XVII) y haciendo una parada en la Plaza de España para reponer fuerzas y afrontar el camino de vuelta.

Parroquia de Santa María Magdalena

Fuente del Pilar

Salimos del pueblo por el camino que conduce a la Planta Fotovoltaica de Don Álvaro para atravesarla y continuar esta pista pasando por los parajes de La Junquera, La Dehesilla o Siete Colchones, llegando a San Andrés para tras cruzar la vía por el puente llegar de nuevo a la Calle Santa Teresa de Jornet y a la Avenida Lusitania.

Más Fotografías de la Ruta

domingo, 30 de agosto de 2020

Senda del Oso

Primeros metros de la Senda del Oso
 
La Ruta esta señalizada, con inicio y fin en Cervera de Pisuega, son 12,5 kilómetros muy bonitos y de dificultad baja. El inicio de la ruta transcurre por una senda paralela al Río Pisuerga hasta la localidad de Arbejal, donde nos dirigimos, tras cruzar el río a la Iglesia, situada en lo alto del pueblo para coninuar el camino ascendiendo hasta adentrarnos en un bosque. Continuamos el senderos y pronto comenzamos a entrar en la otra vertiente desde donde ya se observan las aguas del Embalse de Requejada, a cuyas orillas vamos a llegar, allí paramos para descansar y contemplar las aguas en las cuales se reflejan los bosques circundantes.
 
Arbejal

Uno de los tramos más bonitos de la Senda
 
No sabremos si nos habrá olido el oso o tal vez nos esté observando dede la otra orilla, por cuyas espesuras se pasea, según se dice. El camino de vuelta está perfectamente indicado, continuamos ascendiendo por una pendiente "curiosa", por una pradera despejada que deja avistar a lo lejos un mirador vallado donde hacer un descanso para volver la vista atrás y admirar este maravilloso paisaje. Arriba del mirador el camino de vuelta se interna de nuevo al bosque hasta que sale al paraje llamado Piedras Negras, unos espectaculares farallones cuarcíticos, que conducen el sendero hacia unas majadas con vacas y un precioso chozo. Continuamos por una pista que abandonamos para descender por un sendero hasta el pueblo de Cervera de Pisuerga. 
 
Vista del Embalse de Requejada



 

Powered by Wikiloc
 
Al acabar la ruta fuimos a visitar el encantador pueblo de Brañosera, situado en la vertiente sur de la sierra de Híjar, dentro del Parque Natural Montaña Palentina. Con sus casas de piedra, con el color rojizo tan característico de esta zona. El Ayuntamiento de Brañosera ostenta el título del primer fuero de España.  Fue en el año 824, momento en el que el Conde Munio Núñez y su esposa Argilo, buscando el paraíso, llegan a Brañosera y otorgan el primer fuero de España a los pobladores de estas tierras. Aunque para nada fue casualidad, ya que Brañosera ocupaba un lugar estratégico en la reconquista y repoblación de Castilla. Un lugar encantador, al que dan ganas de volver, sus casas de piedra contrastan con los bosques del entorno, el silencio, la paz del lugar, el tiempo se ha parado en Brañosera.
 
Ayuntamiento de Brañosera


Más fotografías de la 
SENDA DEL OSO en mi 
 

sábado, 29 de agosto de 2020

Palencia

Vistas de la Ciudad
 
Ya desde las calles aledañas se anuncia la impresionante Catedral que encontramos en la Plaza de la Inmaculada, impresionana sus dimensiones, se encuentra enclavada en el tejido urbano de esta bonita ciudad, un templo conocido como "La Bella Desconocida" y que nos dispusimos a conocer. Fue construida sobre antiguas edificaciones dedicadas al culto, su origen se encuentra en la Cripta Visigótica del siglo VII dedicada a San Antolín. Según leo después de la visita, se cuenta que Sancho III el Mayor, Rey de Navarra pretendiendo cazar un jabalí se adentró en una cueva y al arrojar su lanza contra el, su brazo quedó paralizado, por lo que calificó el lugar como sagrado, la cueva era la cripta de San Antolín, patrón de la ciudad. Del templo románico de tres naves y cubierta de madera consagrado en 1219 quedan agunos vestigios, columnas y maderas policromadas, que pudimos visitar en la cripta. La nueva catedral se construye entre los siglos XIV y XVI.
 
Catedral "La Bella Desconocida"

Restos de la Iglesia Románica en la Cripta
 
Es un placer pasear por la Calle Mayor con soportales a ambos lados con edificios administrativos, comerciales y culturales de interés, en la Plaza de León el edificio de Correos y Telégrafos, construido en 1916 de estilo neorrenacentista, el Convento de las Agustinas Canónigas, que únicamente conserva su fachada original. En la esquina con la calle Valentín Calderón se encuentra un palacio barroco del siglo XVIII conocido como Casa de Junco, con decoración heráldica y cuerpo inferior almohadillado y superior de fábrica de ladrillo. Como curiosidad, en esta calle se inició el rodaje de la película Calle Mayor, de Juan A. Bardem, en 1956. La Plaza Mayor esspacio cívico y comercial que data del siglo XVI. Carlos I  impulsa su construcción en una de sus visitas a Palencia. 
 
Plaza Mayor
 
En 1898 se construye el Mercado de Abastos, un edificio de hierro y cristal que alberga de forma ordenada y saludable el mercado que antes se celebraba enla Plaza Mayor, y en el que se pueden encontrar los alimentos más típicamente palentinos.
 
Mercado de Abastos
 
Continuamos con el paseo por esta ciudad y nos dirigimos a la Iglesia de San Miguel, fue Fernando I y el obispo Don Miro quienes ordenan construir a principios del siglo XI el templo sobre el que erigió más tarde la actual iglesia de San Miguel en el siglo XIII.  Su original torre calada de transición al gótico, de carácter religioso y militar y el cristo del siglo XV que preside el altar son destacables. En esta iglesia se casó Rodrigo Díaz de Vivar "El Cid" con Doña Jimena, según nos cuentan.
 
Iglesia de San Miguel

Nave principal de la Iglesia de San Miguel
 
La Iglesia de San Juan Bautista de Villanueva del Río Pisuerga, su emplazamiento original, fue trasladada al actual en la Huerta de Guadián, al anegarse el pueblo por la construcción del Pantano de Aguilar de Campoo. En esta pequeña iglesia de una única nave, magnífico ejemplo de románico palentino, que muestra en su portada seis arquivoltas apoyadas sobre columnillas de bellas proporciones, cosa que no pudimos ver por estar en restauración en estos momentos.
 
Iglesia de San Juan Bautista
 
Para finalizar nuestro paseo por Palencia y tras una comida que he de resaltar en el Restaurante Ajo de Sopas, nos dirigimos a subir hasta el Cristo del Otero, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, y desde donde hay unas espectaculares vistas. Obra del artista palentino Victorio Macho, se construyó en 1931 y con sus 20 metros de altura fue la imagen del Cristo más alta del mundo después del Cristo de Río de Janeiro.
 
Cristo del Otero

Más Fotografías de Palencia

jueves, 27 de agosto de 2020

Cueva del Cobre

Cueva del Cobre
 
Desde San Salvador de Cantamuda, en dirección Norte hacia Piedrasluengas, se aparta una carretera a la derecha que sigue el curso del rio Pisuerga, por un percioso valle encontramos tres pueblos, Tremaya, San Juan de Redondo y Santa María de Redondo, estos dos últimos son unos pueblos con casas de piedra, que dan ganas de quedarse en ellos, una maravilla. En Santa María de Redondo, pasado el pueblo y tras cruzar el río se encuentra el aparcamiento donde comienza la ruta, de dificultad moderada y una distancia de 12,5 kilómetros.

Powered by Wikiloc

Tras iniciar la ruta en el aparcamiento a poca distancia se cruza el río Pisuerga por un puente construido recientemente para dar paso a los senderistas. A continuación sigue el camino en dirección este por la margen derecha del río, pronto comenzamos a ascender, ya nos encontramos a 1225 metros y vemos al norte el pico Tres Mares (2504 m). A partir de este punto el Pisuerga nos quedará siempre a nuestra derecha. Seguimos ascenciento y a una altitud de 1362 metros, una vez atravesado un robledal el camino se vuelve a bifurcar, tomamos el camino de la derecha. Estamos a 1425 metros de altitud, lo que da idea de lo que hemos ascendido, en este punto nos vamos a encontrar mas bosque, para mi, el tramo más bonito de la ruta.
 

 
Tras un breve descanso para reponer algo las fuerzas y admirar el impresionante paisaje seguimos caminando y contramos unas manchas espesas de acebo preciosas que tendremos que atravesar como si de una cueva se tratase, el camino desciende después ligeramente, haciendose presente las hayas que nos acompañaran ya hasta la llegada a la entrada de la cueva. Nos queda el último tramo de fuerte pendiente y que salvamos haciendo un par de curvas de 180º hasta ascender a los 1594 metros. 
 

Río Pisuerga en su nacimiento
 
Ya se divisa el cortado en cuya pared se encuentra la cueva, un gran agujero por el que se puede entrar hacia el interior de la cueva que sorprende por su cavidad enorme fruto sin duda de la acción del agua, dentro de la cueva es muy agradable oir el rumor del rio que discurre por el interior y que con la oscuridd total resulta conmovedor. Aquí nace el Río Pisuerga, que nos ha acompañado durante todo nuestro viaje. Se puede volver por el mismo sendero, o se puede bordear la pared de la cueva en dirección Norte y bajar por otro camino que conduce a Santa María de Redondo como se muestra en el track. 
 
Cueva del Cobre y Nacimiento del Río Pisuerga

 
Una vez finalizada la ruta, y siguiendo el consejo de una persona que encontramos en uno de los pueblo a los que viajamos en anteriores días, nos dirigimos con el coche por la carretera que continúa tras el aparcamiento hasta una antigua mina abandonada donde aparcamos, y tomamos el camino que sale a la izquierda que nos condujo tras un par de kilómetros hasta un lugar impresionante, el Ribero Pintado, una pared de rocas formada por lutitas y areniscas que dan colores negros y rojizos que se ven amplificados por las cárcavas existentes un auténtico espectáculo de la naturaleza, fantástico.
 
Ribero Pintado

Ribero Pintado
 
Más Fotografías de la Ruta
a la Cueva del Cobre en mi