VISITA MI NUEVO BLOG

martes, 2 de marzo de 2021

Acueducto de las Herrerías

Canal y vistas del valle


En esta ocasión visitamos el Geoparque Villuercas Ibores Jara, concretamente la localidad de Campillo de Deleitosa para hacer esta bonita ruta que nos llevará a uno de los parajes más desconocidos, pero de los más impresionantes que hemos podido ver en bastante tiempo, el Acueducto de las Herrerías. La ruta es sencilla de apenas 11 kilómetros. Iniciamos nuestra marcha en el parque municipal de la localidad para tomar la Calle Eras, tras pasar por el cementerio entramos en un camino que nos conduce descendiendo hasta la altura del Puente del Conde o Puente Viejo que cruza la Garganta de Descuernacabras, desde este punto caminamos paralelamente al río por una pequeña senda que en ciertos tramos se pierde entre la vegetación.  

El track de la ruta está disponible en WIKILOC:


Powered by Wikiloc


Al otro lado del río vemos las ruinas de un antiguo molino, continuamos por la senda hasta encontrarnos con los restos de una primera minicentral eléctrica, de 1952. En este punto la senda asciende hasta llegar a una obra de ingeniería impresionante, el canal que vamos a recorrer y que daba servicio a tres minicentrales eléctricas de los años 1897, 1917 y 1952 y a una antigua herrería del siglo XIV, y que se suministraba del agua necesaria de la presa en la Garganta de Descuernacabras. En el otro margen de la garganta, podremos ver las pizarrosas verticales y oblicuas, así los diferentes pliegues que dan idea del origen de estas sierras, una delicia para cualquier geólogo.


Restos de una Central Eléctrica

Garganta de Descuernacabras

Llegamos al canal, por donde caminaremos algo más de cinco kilómetros, fue utilizado en los años 50 del siglo XX, tiene unos siete kilómetros de recorrido, un metro de alto y de hasta dos metros de ancho en algunos tramos, está construido en pizarra y mortero de cemento, arena y cal. Cuenta con numerosos contrafuertes, a lo largo de todo su recorrido, en los tramos en los que existe una mayor pendiente en la ladera. Es curioso ver las curvas que hace el canal, afanándose en agarrase a la ladera de la sierra por la que transita, buscando seguir la curvas de nivel, minimizando el impacto ambiental, y mimetizándose con el entorno.

Canal

Canal adaptándose a las curvas de nivel

Pero a mitad de canal encontramos la verdadera joya de la ruta, el Acueducto de las Herrerías. Por muchas fotos que hayas visto, cuando uno llega hasta este lugar, no puede dejar de asombrarse con esta monumental obra de ingeniería que se levanta en medio de tan agreste paraje. Se trata de un acueducto de 80 metros de longitud, que traza una pronunciada curva con la finalidad de salvar un profundo valle. Su base es un grueso muro de cuarcita. Sobre él, se alza una fila de arcos idénticos por los que discurre el canal. Junto a esta construcción, se encuentran las ruinas de la minicentral eléctrica levantada en el año 1917. 


Acueducto de las Herrerías

Detalle del Acueducto de las Herrerías

Acueducto de las Herrerías


La construcción de las minicentrales eléctricas, los  canales y el acueducto se levantaron por iniciativas de dos empresarios. La primera minicentral que nos encontramos en la ruta y el primer tramo del canal, parece que fueron obras de un empresario de Bilbao, Las otras dos centrales, la prolongación del canal y el acueducto fueron construidas por un empresario maderero de Guadalupe, Don Eusebio González, con el fin de autoabastecer de energía a sus empresas.  


Restos de una Central Eléctrica

Según vamos caminando vemos unas magníficas panorámicas de la garganta encajonada entre las dos paredes de pizarra y cuarcita de las sierras que la flanquean, con el fondo de la Sierra de Juncaldilla, con bosque meditérráneo en las laderas más abiertas y árboles de ribera en las zonas más cercanas al río, y con una visión del canal que parece formar parte de un todo, fundiéndose en el paisaje.


Después de admirar esta magnífica obra retomamos la marcha hasta casi finalizar el canal donde encontramos la antigua herrería del siglo XIV actualmente cubierta en su casi totalidad por zarzas, con lo cual no pudimos acceder a los restos. A la altura de ésta abandonamos el canal para tomar una senda que asciende y nos deleita con hermosas vistas del entorno y que nos lleva a el Camino de Robledollano para llegar de nuevo a Campillo de Deleitosa.


Restos de la Herrería del siglo XIV

Más fotografías de la ruta en mi 



Pero antes de volver a Mérida, hicimos una parada a orillas del Embalse de Valdecañas para visitar el "Templo de los Mármoles", un templo formado por columnas del cual  se conserva íntegro su basamento de piedra granítica, así como su pavimento de grandes losas. También su pórtico de 4 columnas de frente y 2 a los costados, correspondientes a las fachadas laterales, que todavía soportan a los dinteles y un arco en el centro. En el siglo II se debió construir la columnata de Los Mármoles; más tarde, en el siglo III, se edificaron sus murallas. 

Los restos de este templo se desmontaron piedra a piedra para reconstruirlo en un entrante de tierra, cuando se inundó la zona por el embalse de Valdecañas, en 1963. 

Es el único resto que queda de la antigua Augustobriga, que era un municipio romano situado en la calzada que iba desde Emerita Agusta (Mérida) hasta Caesarobriga (Talavera de la Reina).

Templo de los Mármoles

domingo, 7 de febrero de 2021

Casa Herrera



Se trata de una ruta de 14 kilómetros (ida y vuelta), de dificultad baja, salimos de Mérida por la Avenida Casa Herrera para continuar por el camino que parte hacia la derecha abandonando el asfalto, tras cruzar la A5 que nos obliga a desviarnos para encontrar un paso subterráneo y luego retomar el mismo camino que traíamos hasta llegar a Casa Herrera. Todo ello por una pista en buen estado.

El track de la ruta está disponible en WIKILOC:

Powered by Wikiloc



CASA HERRERA:

La basílica de Casa Herrera, está ubicada a unos 7 kilómetros al norte de Mérida, fue descubierta en 1943 por Serra Rafols bajo cuya dirección se practicó una primera excavación. Años después, en 1971 y 1972 se aborda un completo estudio del edificio por parte de T. Ulbert y L. Caballero durante el que se realizan nuevas excavaciones.


Se construyó en torno al año 500. Como característica principal destacan sus ábsides enfrentados, uno en su cabecera y otro en sus pies que la ponen en relación con un tipo de basílica muy extendido por el norte de África. Posee tres naves separadas entre sí por dos filas de seis columnas. Los accesos principales al templo se abrían en sus muros laterales. Aunque al parecer ya poseía baptisterio desde sus orígenes, una reforma posterior la dota de un nuevo baptisterio con varias piscinas bautismales. En las excavaciones se pudieron recuperar numerosos fragmentos decorativos y estructurales de mármol. Así mismo, se localizaron inscripciones sepulcrales y sarcófagos. Por su riqueza decorativa y la superficie de su planta debió de ser un gran centro religioso que atendía a una población numerosa diseminada por el campo.


El edificio seguía en uso durante el periodo de dominación islámica según manifiestan las inscripciones que se conservan en algunos de los fustes de sus columnas, si bien no se puede afirmar que dicho uso fuera religioso.







sábado, 9 de enero de 2021

Cueva del Buraco

Vistas desde la Sierra de Santiago

En esta ocasión nos dirigimos a Santiago de Alcántara (Cáceres) para descubrir un lugar espectacular, la Cueva del Buraco, la ruta son casi nueve kilómetros el total. Comienza en el Albergue El Buraco para encarar la subida hasta el mirador pasando antes por la cueva. Descendemos y a continuación tras recorrer apenas 800 metros de la carretera CC37 llegamos al camino que nos conduce al conjunto dolménico La Lagunita. Una bonita ruta para sumergirse en la prehistoria de este lugar.

El track de la ruta está disponible en WIKILOC:

Powered by Wikiloc

La Cueva del Buraco es uno de los lugares más interesantes para visitar dentro del Parque Natural Tajo Internacional. Este abrigo rocoso se encuentran en un sitio destacado, a 603 metros de altitud, siendo uno de los puntos de referencia del entorno. Desde la cueva se domina una amplia extensión de territorio, por lo que es fácil comprender que nuestros antepasados la eligieran. Tiene unos 18 m de largo, y está decorada, principalmente en las zonas más externas, con pintura roja y motivos esquemáticos, geométricos, barras, digitaciones y figuras antropomorfas. Según los trabajos de investigación, hasta la fecha se han identificado 29 paneles, con varias figuras en cada uno. Nosotros apenas pudimos distinguir algunas figuras geométricas, está bastante deteriorado.


Entrada a la Cueva del Buraco

Pinturas esquemáticas

El culto en la cueva se ha mantenido desde sus inicios hasta inicios de los años 80. Según leo, existía la costumbre en el día de todos los santos, un día de fiesta pagano cristianizado, de subir a la cueva y hacer fuego dentro hasta que saliese una bocanada de humo. A partir de la década de los ochenta cuando los historiadores comenzaron a interesarse por estos frescos, ello llevó a la prohibición de esta tradición y la limpieza de estas pinturas.


Desde el interior de la Cueva del Buraco

Una vez visitada la cueva, descendemos y nos dirigimos a los dólmenes, este conjunto de dólmenes tiene varias particularidades. Están construidos con grandes lajas de pizarra, y los túmulos están cubiertos con piedras cuarcíticas blancas, que los hace muy llamativos por el contraste con la zona. Otra particularidad de este grupo de dólmenes, es que están orientados hacia la Cueva del Buraco, por el especial significado que tenía para ellos esta cueva.


El primero que encontramos en el recorrido es Lagunita I, que presenta varías cámaras, debajo del túmulo. Tiene los ortostatos de pizarra y detrás, una pieza más grande, tipo menhir, también de pizarra. Se puede apreciar la orientación hacia la Cueva del Buraco (Cronología: IV-I Milenio).



El Lagunita III, se ha recuperado el contorno de la cámara, con ortostatos de pizarra. uno de los ortostatos presenta grabados que parecen configurarle forma de estela en forma de ídolo. El túmulo está compuesto de piedras cuarcíticas blancas, y también está orientado hacia la Cueva del Buraco. Es el de mayor tamaño y el que está en mejor estado de conservación de este conjunto de la Laguna (Cronología: IV-III Milenio).




Más fotografías en mi