VISITA MI NUEVO BLOG

lunes, 18 de agosto de 2014

Forte de Santa Luzia


El conjunto de fortificaciones de Elvas es el conjunto mejor conservado y más espectacular de la península ibérica. La defensa de la ciudad no solo se hacía desde los muro de la misma, sino que existían fortificaciones fuera de la ciudad. Elvas tenía dos fuertes exteriores, uno de ellos ya se ha tratado, el Fuerte de Graça, el otro es el Forte de Santa Luzia.


Diseñado por Matías de Alburquerque en 1641 por orden del rey Juan IV de Portugal para defender el sur de la ciudad e Elvas. Tras pasar por la dirección de varios ingenieros y numerosas polémicas, las obras fueron finalmente terminadas en 1648, si bien en noviembre de 1644, en plena construcción, ya fue atacado por el marqués de Torrescusa, que situó una batería de 6 piezas en un cabezo desde donde hostigar el fuerte. Pero la respuesta portuguesa obligó al marqués a levantar el cerco a los nueve días de haberlo comenzado. Su guarnición estaba formada por 300 hombres y cuarenta piezas de artillería. En 1658 fue atacado por los españoles y resistió este ataque, batalla de las Linhas de Elvas.
Aún tuvo el fuerte ocasión de mostrar su poder durante la Guerra de las Naranjas, así como durante las guerras napoleónicas cuando, tras pasar por manos españolas y francesas, fue finalmente guarnecido por las tropas de Wellington, el cual llevó a cabo algunas reformas en previsión de posibles contrataques franceses, los cuales nunca se llevaron a cabo, perdiendo desde ese momento el fuerte su utilidad militar.


Una muralla exterior que abarca una superficie de unas 3,5 hectáreas con forma de prisma estrellado. Al norte se encuentra el acceso que comunica con la puerta al recinto interior mediante una rampa en curva. En los lados este y sur cuenta además con dos baluartes separados del recinto principal y situados dentro del foso.
El recinto exterior está formado por cuatro baluartes. En el anillo central de planta cuadrada se encuentra la Casa del Gobernador a la que se accede mediante un puente levadizo. Existe un túnel que comunicaba la fortaleza con la ciudad amurallada y que actualmente se transita en algunas decenas de metros.
El fuerte propiamente dicho, que tiene una superficie de aproximadamente 1,1 Ha. Al fuerte se accede mediante un puente levadizo cuyo torno se encuentra sobre la puerta. Esta zona cuenta además con dos polvorines situados en los lados este y oeste, a fin de proveer a los baluartes situados en cada lado.
Casa del Gobernador. Se accede mediante un pequeño puente levadizo ya que se encuentra aislado por otro foso de unos 5 metros de ancho. La capilla cuenta con un sótano utilizado como sacristía y, posiblemente, también como refugio para heridos, criados y personal civil en caso de bombardeo. En este reducto se encuentran también los calabozos del fuerte, cuatro en concreto, cada uno equipado de letrina. La casa del gobernador, situada en la zona más alta, dispone de dos aljibes para suministrar de agua a la guarnición.



Hoy día está abierto al público y en el se encuentra el Museo Militar, además de diversas exposiciones, puedes recorrer algunas estancias y la fortificación exterior, con piezas de artillería. Las vistas de la ciudad son preciosas desde este lugar. Se puede recorrer parte del túnel.






Más fotografías en mi 

No hay comentarios: