viernes, 4 de octubre de 2019

Barcelona


Vista de Barcelona desde la Sagrada Familia

 Llegamos a Barcelona y aunque disponíamos de un día y medio, nos dío tiempo a visitar esta maravillosa ciudad. Llegada al hotel y tras comer algo nos dispusimos a recorrer la ciudad, desde la Plaza de España, uno de los espacios más emblemáticos de la capital catalana fue construida durante la Exposición Internacional de 1929, en ella confluyen dos arterias principales de la ciudad la Gran Vía de las Cortes Catalanas, la Avenida del Paralelo y la Avenida de la Reina María Cristina, a través de la que se accede a la zona de Montjuïc. Subimos al Arenas de Barcelona desde donde hay unas espectaculares vistas de la plaza.


 Montjuic

Seguimos paseando por la Gran Vía de las Cortes Catalanas, una de las vías más importantes de la ciudad de Barcelona, que la cruza longitudinalmente con un recorrido de más de 13 kilómetros, pasamos por la Universidad de Barcelona hasta llegar a la Plaza de Cataluña, uno de los centros neurálgicos de la ciudad y punto de unión entre el núcleo viejo de la ciudad y el Ensanche. Hasta que se derribaron las murallas, el espacio actualmente ocupado por la plaza era una explanada a las afueras de la ciudad situada justo enfrente de una de las puertas principales, desde donde salían caminos hacia las poblaciones de los alrededores. Posteriormente, se derribaron las murallas y se empezó a construir el Ensanche. La plaza fue inaugurada por Alfonso XIII el 2 de noviembre de 1927.

 Rambla

Desde la Plaza de Cataluña bajamos por la Rambla, entre edificios modernistas, con multitud de tiendas, galerías de arte, algunos teatros y cines, a rebosar de gente. Es poco más de un kilómetro de paseo entre los tilos que ofrecen una agradable sombra en la parte central de la avenida, un auténtico placer pasear por este lugar. A mitad de camino entramos en el Mercado de la Boquería, un lugar al que siempre hay que visitar. Se trata del Mercado de San José, más 300 puestos ofreciendo una gran variedad de productos locales y exóticos, frutas, verduras, pescados, carnes, con un espacio de restauración, un lugar de colores y aromas, imprescindible. Fue inaugurado en 1840, antes del mercado, estuvo en el mismo lugar el convento de San José. Continuamos caminando hasta la estatua de Colón y de ahí al Port Vell.

 Mercado de la Boquería

 Estatua de Colon al atardecer

Algo que uno no se puede perder cuando está en Barcelona es el espectáculo de luz, color y música de la Fuente de Montjuic.  Toda la plaza y las escaleras que suben a Montjuic llenas de gente a rebosar. 

 Fuente de Montjuic
 
En este viaje habíamos decidido centrarnos en una visita, que sería la Sagrada Familia, a la que dedicamos gran parte del día. Es importante llevar las entradas ya compradas a través de internet pues te quitas de unas colas tremendas de gente. El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es una basílica católica diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí, que trabajó en ella durante la mayor parte de su carrera profesional, pero especialmente en los últimos años de su carrera. Su construcción se inicia en 1882 y aún ho en día testá en construcción, es más, se prevé su finalización (según nos explicaron) en el año 2026 y se convertira en la iglesia cristiana más alta del mundo. Es la obra maestra de Gaudí, y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana.


 Sagrada Familia
 
 Tiene planta de cruz latina, de cinco naves centrales y transepto de tres naves, y ábside con siete capillas. Ostenta tres fachadas dedicadas al Nacimiento, Pasión y Gloria de Jesús y, cuando esté concluida, tendrá 18 torres: cuatro en cada portal haciendo un total de doce por los apóstoles, cuatro sobre el crucero invocando a los evangelistas, una sobre el ábside dedicada a la Virgen y la torre-cimborio central en honor a Jesús, que alcanzará los 172,5 metros de altura. Nosotros tambíen decidimos subir a  la Torre de la Pasión desde donde hay unas espectaculares vistas de la ciudad. 

Hay más información de la SAGRADA FAMILIA en su web:

Ya por la tarde realizamos una visita guiada por el Barrio Gótico que el núcleo más antiguo de la ciudad y su centro histórico. Las laberínticas calles medievales del Barrio Gótico de Barcelona sonn el escenario ideal para disfrutar del centro de la ciudad sin prisas. El cardus y el decumanus romanos son los ejes de urbanización históricos del barrio en su parte más alta. Actualmente se conservan trozos de la primera muralla en la plaza de la Seo, frente a la Catedral de la Santa Creu i santa Eulàlia, ejemplo de la arquitectura gótica catalana que data del siglo XIV. La Plaza Sant Jaume, el centro político de Barcelona, se trata del lugar en el que se ubican el Ayuntamiento y el Palacio de la Generalidad de Cataluña.

 Barrio Gótico
 
 La Plaza del Rey, sede del Palacio Real desde comienzos de la Edad Media, acoge un conjunto de edificios medievales. La Plaza de San Felipe Neri que durante la Guerra Civil sufrió un bombardeo del que solo quedó en pie la fachada y parte de la estructura de la iglesia y donde aún quedan restos de la metralla y varias placas recordando quienes allí murieron. 

Fachada Iglesia San Felipe Neri 
 
 Acabamos nuestro paseo por el Barrio Gótico en la Basílica de Santa María del Mar cuya construcción comenzó en 1329, tal como lo atestiguan las lápidas del portal de las Moreras y el contrato establecido entre los obreros y los maestros Ramón Despuig y Berenguer de Montagut. La obra había de pertenecer, exclusivamente, a los feligreses de la zona del puerto y de la Ribera, únicos responsables materiales del templo, ya que ellos fueron quienes la sufragaron, bien con su dinero o bien con su trabajo. Los obreros de carga y descarga de los barcos (los llamados “bastaixos”), los pescadores y la gente sencilla pusieron sus manos, hombros y barcas para transportar las piedras necesarias desde la montaña de Montjuic. Fue acabada en 1383.


Basílica Santa María del Mar y detalle que recuerda a los Bastaixos
 
Despedimos esta bonita ciudad, a la que sin duda volveremos con más tiempo, dando un paseo desde Plaza Cataluña por el Paseo de Gracia para descubrir algunas de las más importantes obres de la arquitectura modernista como la Casa Milà (La Pedrera) o la Casa Batllo, ambas obras de obra de Antoni Gaudí.

Más información de Barcelona en:

 Casa Batllo

Más fotografías de BARCELONA 

El día siguiente nos dispusimos a coger el barco que nos conduciría a distinas ciudades de la costa del Mediterráneo, el Sovereing.

 Sovereing (de Pullmantur)
Más fotografías del SOVEREING

No hay comentarios: