VISITA MI NUEVO BLOG

viernes, 20 de septiembre de 2019

Roma y Vaticano

Tras llegar al Puerto de Civitavecchia nos dirigimos a Roma para visitar el Vaticano, pero antes hacemos un par de paradas en la Fontana de Trevi y la Plaza de España.


La Fontana di Trevi es una de las mayores fuentes monumentales barrocas de Roma, está situada en el cruce de tres calles, marcando el punto del Aqua Virgo (Acqua Vergine), uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma, los técnicos romanos localizaron esta fuente de agua pura, a solo 22 kms de la ciudad. En 1625 el papa Urbano VIII, encontrando la fuente anterior poco dramática, sosa, poco original y poco monumental, pidió a Gian Lorenzo Bernini que esbozase posibles renovaciones, pero el proyecto fue abandonado a su muerte y recuperado por Nicola Salvi que murió en 1751, con su obra a medio terminar, siendo finalizada en 1762 por Giovanni Pannini.

Dos tritones guían la carroza en forma de concha de Océano, domando sendos hipocampos.  En el centro un arco del triunfo robustamente modelado. Abundancia vierte agua de su urna y Salubridad sostiene una copa de la que bebe una serpiente. Encima, unos bajorrelieves ilustran el origen romano de los acueductos. 


El lugar está abarrotado de gente y es necesario de armarse de paciencia para tener una buena vista de la fuente, que sobrecoge, con innumerables detalles.

De paseo por la ciudad uno se da cuenta de que todos los edificios mantienen una línea común ... el Rosa Antico, el color de Roma. A la misma vez por todas partes encontramos travertinos que pueblan una buena parte de los edificios de la ciudad.

Caminamos hasta la Plaza de España, una de las plazas más famosas de Roma. Toma su nombre del Palacio de España, sede de la embajada española ante la Santa Sede. En la plaza destacan la conocida escalinata que sube hasta la iglesia de Trinità dei Monti y la barroca Fontana della Barcaccia



Desde aquí volvemos con el grupo para dirigirnos a visitar la Ciudad del Vaticano, objeto de nuestra visita a la cidudad de Roma. Se trata de un estado soberano cuyo territorio consta de un enclave dentro de la ciudad de Roma, con una superficie de 44 hectáreas. 

Comenzamos visitando los Museos Vaticanos, albergan una de las colecciones de arte más extensas del mundo, eran antiguos palacios construidos para papas como Sixto IV, Inocencio VIII y Julio II, fue este último el que encargó a Donato d'Angelo Bramante la construcción de los salones de estos museos. Es complicado, difícil y me atrevo a decir que imposible verlo todo en un solo día, y mucho menos en el tiempo del que disponíamos, así pues nos centramos en algunas obras. Los recorridos son de un solo sentido finalizando en la Capilla Sixtina donde pasamos gran parte del tiempo. 



La Capilla Sixtina debe su nombre al papa Sixto IV que la encargó a Giovann Dolce en el siglo XV, los frescos de las paredes y del techo son considerados una de las mejores obras de la historia. Es el lugar donde se celebran las elecciones papales. Las obras se realizaron entre el 1481 y 1483, entre los artistas que las realizaron fueron Peruggini, Boticceli y sobre todo destaca la genial obra de Miguel Ángel. Frescos con escenas del antiguo testamento o la historia de cristo reflejada en el nuevo testamenteo. Miguel Ángel comienza la pintura de la bóveda 1508 por encargo del papa Julio II y tardó cuatro años en finalizarlo. Los frescos de la bóveda constituyen 800 metros cuadrados, la temática es la creación de la tierra y el hombre y sus primeros tiempos. Contemplar esta obra, aunque la sala está abarrotada, es maravilloso, te olvidas de todo, los frescos te absorven. Un auténtico privilegio porder estar allí. La más famosa de las escenas que puedes observar es la creación del primer hombre "Adán", es la cumbre de la creación, en la pintura hay vitalidad y movimiento, unas manos expresivas, es espectacular. En otra pared encontramos la obra "El Juicio Final" encargado a Miguel Ángel por Pablo III, tardó seis años en acabarla, es una obra maestra.

 No hice fotografías de la Capilla Sixtina,
dejo aquí una imagen de la web
www.museivaticani.va

Nos dirigimos ahora a la Basílica de San Pedro.  Su origen es de la época de Constantio que la mando constrir en el año 320 en el lugar donde fue enterrado San Pedro. Ha sido saqueda y reconstruida varias veces, el proyecto actual es de Bramante y cuando murió fue encargada la obra a Carlo Marceno en 1614. Bernini fue el encargado del embellecimiento del interior en 1624, así como de la columnata de la Plaza de San Pedro, que visitamos a la salida de la Basílica.


En la Basílica, destacar la cúpula realizada por Miguel Ángel donde se encuentra la frase de Jesús al Apostol San Pedro y que dice: "Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, te entregaré las llaves del reino del cieno". Sobre el altar papal está el Baldaquino de Bernini y Barberini realizado en bronce dorado, madera y mármol entre 1624 y 1633, es una maravilla. La Piedad de Miguel Ángel teminada cuando tenía 24 años, es otro de los lugares para ver, un grupo escultórico en mármol en 1499, el rostro de la virgen parece más joven que el del hijo, las expresiones son casi reales. La imagen está protegida por un cristal, pues hace tiempo sufrió actos bandálicos, aún así contemplar esta obra maestra del arte es algo irrepetible.


 Más Fotografías en mi 


No hay comentarios: