VISITA MI NUEVO BLOG

domingo, 15 de septiembre de 2019

Provincia de Lleida

Continuamos en la provincia de Lleida y dedicamos una jornada a visitar algunos pueblos del sur de la misma. Comenzamos visitando la localidad de Vallbona de les Monges para conocer el Real Monasterio de Santa María de Vallbona, una abadía cisterciense femenina donde aún residen ocho monjas siguiendo las reglas del cister, la abadía fue construida entre los siglos XII y XIV, es de estilo románico con gran parte ya realizado en arquitectura gótica. Declarado monumento nacional en 1931 es una auténtica maravilla, además tuvimos la oportunidad de visitarlo con una guía para nosotros dos, con lo cual no nos perdimos detalles, un lugar muy interesante.

Su biblioteca junto con el scriptorium alcanzaron gran fama, copiados e ilustrados por las antiguas religiosas se conservan catorce códices del siglo XIII. Relevante fue también su farmacia, que abastecía a todos los pueblos de la zona. La Iglesia, fue construida entre los siglos XII y XIV, en la transición del románico al gótico, tiene planta de cruz latina de una sola nave y cuatro tramos hasta el transepto, la nave está dividida por una verja separando la estancia de las monjas. Al lado derecho del altar, se encuentra el sepulcro de Violante de Hungría esposa de Jaime I, que murió en 1251 en el monasterio de Salas de Huesca, pero fue traslada al monasterio en 1275.



Seguimos el camino para visitar Guimerá, ya desde la carretera se puede ver una bonita perspectiva del pueblo con las casas escalonadas en la ladera y en la cima la Torre y la Iglesia de Santa María, cruzamos el río para dejar el coche y comenzar a caminar por las calles empedradas y llenas de encanto del pueblo. Calles con bastantes pasos elevados, con galerías cubiertas y alguna fuente, todo muy bien conservado.

 
El mayor encanto de Guimerà se encuentra en la parte medieval que forma el núcleo del pueblo, un laberinto de calles estrechas que van subiendo hacia la iglesia de Santa María o hacia la Torre, desde donde hay unas vistas increíbles de los tejados del pueblo y del paisaje que lo rodea. Durante el ascenso la oportunidad de hacer muchas muy bonitas fotografías. Las casas destacan por su construcción en piedra con detalles decorativos en las puertas, ventanas y arcadas que te trasladan a la época medieval. Sin duda uno de los pueblos más bonitos que hemos visto en mucho tiempo.


Paseamos por delante de las ruinas del Castillo de Guimerà, símbolo del pueblo, del que se conserva una parte importante de la torre, que domina toda la población, a la que se puede subir y desde donde podemos disfrutar de las mejores vistas del Valle del Corb. Seguimos caminando hasta llegar a la Iglesia de Santa María de estilo gótico del siglo XIV. 


Despues de mucho leer antes del viaje todo, el mundo recomendaba la visita a Montfalcó Murallat y allá que nos fuimos, la verdad es que no defraudó. Pertenece al Ayuntamiento de Oluges, es una típica ciudad medieval amurallada, perfectamente conservada y donde aún se está actuando en su conservación. En el centro una plaza y entorno a ella quince casas y una iglesia.


Las primeras referencias históricas de Montfalcó Murallat se remontan al siglo XI, durante el reinado del conde de Berga, Bernat I, cuando era territorio fronterizo tras haber sido conquistado a los musulmanes, por lo cual es fácil entender que aprovechando la altura de la colina se construyera tal fortificación. Posteriormente ha sido asedidada durante varios momentos de la historia.

Prácticamente estuvimos solos paseando por el pueblo, poca gente más, un grupo comiendo en el restaurante que hay, pues según leo ahora solo viven dos personas en el pueblo. Una visita que te sumerge en una ciudad medieval.


Más fotografías en mi Álbum de Google de:
     + Guimerá
     + Montfalcó Murallat 

No hay comentarios: