VISITA MI NUEVO BLOG

sábado, 7 de diciembre de 2019

Campo de Ourique (Lisboa)

Plaza del Comercio en Lisboa

Situado sobre una de las siete colinas de Lisboa se encuentra el barrio Campo de Ourique, uno de los lugares que mejor resistió el terremoto de 1755. Fue tierra de huertas y granjas que abastecían a la ciudad. A finales del siglo XIX el barrio cambió su fisonomía pasando a un trazado reticular convirtiéndose en símbolo de modernidad y vanguardia residencial y consolidándose como lugar de residencia de la clase media alta de la ciudad. 

En este barrio la noche del 4 de octubre de 1910 un grupo de civiles comenzaron el movimiento rebelde, jugando un importante papel en el futuro del país. Durante la Segunda Guerra Mundial, Campo de Ourique sirvió de refugio a muchos judíos. Una de sus calles más conocidas es la Ferreira Borges, que sirvió como punto de encuentro de figuras de la cultura y la política portuguesa. Actualmente se trata de una ciudad dentro de Lisboa, con espectaculares edificios, un lugar para pasear lejos del bullicio del turismo.


Paseando por sus calles, nos aparece el Merecado de Campo de Ourique, construido en 1934 y reformado recientemente, es una combinación de mercado tradicional con un espacio gastronómico, un lugar lleno de colores, olores y sabores donde pararse uno para dar rienda suelta a los sentidos.



Al salir del mercado y tras un breve paseo por sus calles nos topamos con el Jardim da Parada, en el corazón del barrio es un espacio para la comunidad, niños en el espacio infantil y mayores jugando a las cartas, un encantador y apacible lugar que invita al paseo. Como curiosidad, el nombre viene de que en este lugar se realizaban las paradas del cuartel militar de Travessa de Cima dos Quarteis construido por el Conde Lippe en 1762 (a petición del Marques de Pombal).



El escritor Fernando Pessoa vivió en este barrio los últimos quince días de su vida, no pudimos visitar la casa museo pues están reformándola, esto queda pendiente. Seguimos caminando hasta la Iglesia de Santo Condestable, de estilo noegótico con una fachada blanca y gris, destacando sus dos torres y el escudo de armas sobre la puerta principal, fue inaugurada en 1951 en honor a Nuno Álvares Pereira (Son Nuno de Santa María), la iglesia ocupó el lugar en el que se encontraba una fábrica de tejas. Una vez dentro destacar sus espectaculares vitrales.


Finalizamos nuestro paseo por este bonito barrio visitando el Cementerio de Prazeres, construido a raíz de un brote de cólera en 1833 que asoló la población de Lisboa. Es el cementerio mayor de la ciudad. Aquí estuvieron enterrados Amalia Rodrígues y Fernando Pessoa antes de su traslado una al panteón nacional y el otro al Monasterio de los Jerónimos. Sin duda es un interesante lugar que teníamos ganas de visitar.



Más Fotografías en mi Álbum de Google:
   - Lisboa



No hay comentarios: