VISITA MI NUEVO BLOG

sábado, 12 de mayo de 2018

Florencia III

 Vistas de la Ciudad desde la Cúpula del Duomo

Comenzamos esta segunda parte del viaje cruzando el río Arno para ver que hay al otro lado, partimos del Puente de Santa Trinitá, y quedamos enamorados de este barrio situado “más allá del Arno” (Oltrarno). Es una delicia pasear por sus calles, se respira calma y tranquilidad. Con heladerías artesanales, donde la gente hace cola para comprar una de sus muchas variedades de helados, se mezclan con zapateros, anticuarios, restaurantes donde degustar la comida típica toscana y sobre todo palacios señoriales impresionantes desde fuera. La iglesia de Santa María del Carmine, famosa por albergar los frescos de la capilla Brancacci o la Basilica di Santo Spirito o sus numerosas plazas con terrazas para tomar algo, hacen de este un bonito paseo. Terminamos el paseo encontrándonos con los imponentes muros del Palacio Pitti, residencia de los Médicis.

 Puente Santa Trinitá

PALAZZO PITTI Y JARDINES BOBOLI
 
Otro de los puntos que hay que visitar, sí o sí en esta ciudad es el Palazzo Pitti y darse un largo paseo por los Jardines Boboli, anexos al palacio, toda una mañana paseando por las espectaculares estancias del palacio, disfrutando de las obras de arte que cuelgan de sus paredes o su exclusivo mobiliario. Fue construido en la mitad del 1400 sobre propuesta de Luca Pitti, que quería ostentar su poder en frente de la Familia Medici, construyendo una residencia grandiosa. Caída en desgracia la Familia Pitti, el palacio fue comprado en el 1549 por Cosime I de Medici, que lo transformó en la residencia de los Medicis desde 1550, y de todos los gobernantes de la ciudad desde entonces. Hoy en día, es el lugar dónde se exponen las colecciones de los Medici. Desde una plaza principal se pueden acceder a varios de los museos más importantes de la ciudad como la Galeria Palatina (con obras de arte de Raffaello o Caravaggio entre otros) o la  Galeria de Arte Moderno.

 Palazzo Pitti

La ladera cercana al palacio fue transformada en uno de los primeros “jardines a la italiana” por mandato de Beatriz de Toledo, convirtiéndolo en uno de los más famosos de Italia y Patrimonio de la Humanidad,  que con cerca de 45.000 metros cuadrados se convierten en la zona verde más grande de Florencia, abiertos al público desde 1766. Grutas, fuentes, pérgolas, un pequeño lago y cientos de estatuas de mármol, además de su antiguo anfiteatro. Un bonito paseo, sin duda.

 Jardines Boboli

PIAZZA DEL DUOMO 
Pero lo verdaderamente impactante del viaje es llegar a esta plaza y contemplar algunos de los más impresionantes edificios de la ciudad, el Duomo (Catedral de Santa María del Fiore) revestida de el mármol blanco de Carrara y el verde de Pratto, con su cúpula de ladrillo rojo de 100 metros de altura y 45,5 metros de diámetro a la cual tuvimos oportunidad de subir y desde donde las vistas de la ciudad son espectaculares, ver los frescos del interior de la cúpula tan cerca, te deja impactado, una cosa es verlos desde abajo y otra verlos tan cerca. El Campanile, la torre situada en un lateral de la catedral  con una altura de 85 metros y al cual también se puede subir, son 414 escalones para disfrutar de las vistas de la ciudad y encontrarte por el camino a la campana de nombre La Apostólica. El Baptisterio, situado frente a la catedral, fue construido en 1128 siendo uno de los edificios más antiguos de Florencia destacando su puerta este. Al verla, el propio Miguel Ángel dijo que merecían ser las Puertas del Paraíso, realizada por Ghilberti entre los años 1424 a 1452, y que fue encargada para celebrar la salvación de la peste, cuyo original se puede visitar en el Museo d´ll Opera, en su interior podemos ver los mosaicos del Siglo XIII.


 Cúpula del Duomo desde el Campanile



 

Fachada de la Catedral

En el siglo XIII, los florentinos encargaron a Arnolfo di Cambio la construcción de una gran catedral que superara la que estaban realizando los sieneses, sus rivales históricos. La construcción de la catedral comenzó en 1296, más de dos siglos después que las catedrales de ciudades cercanas como Pisa o Lucca. La construcción del edificio duró 72 años y finalizó en 1368. El arquitecto fue Arnolfo di Cambio. Hacia el año 1420 la obra se hallaba casi concluida, faltaba la cúpula, que iba a ser la más grande de Italia. Brunelleschi la realizó, iniciando con ello, oficialmente, la arquitectura renacentista. La bóveda es de doble capa, la cúpula exterior más ligera protege la cúpula interna contra los elementos, mientras los dos trabajos están unidos por maderos interiores. El ascenso a la cúpula, es emocionante. Los 463 escalones de múltiples tipos y diferentes formas que separan el mirador de la calle , el último tramo de la subida se realiza casi vertical entre las bóvedas interior y exterior.

Frescos de la Cúpula del Duomo

PLAZAS Y CALLES 
Un paseo por sus calles y cualquiera de sus plazas es siempre un placer, de entre todas ellas quiero destacar la Plaza de la República, donde antiguamente se encontraba el Mercado Viejo, en esta plaza, para celebrar la elección de Florencia como capital de Italia en 1895, se erigió un arco del triunfo, la plaza es un bullicio de gentes que van y vienen entre sus terrazas donde tomarse un capuccino, un auténtico placer. La Plaza del Mercado Nuevo, también llamado mercado de la paja, pues es donde se vendían numerosos artículos relacionados con esta actividad y que ahora podemos encontrar un mercado sobre todo de productos de cuero y recuerdos, pero lo que llama la atención de esta plaza es Il Porcelino, una pequeña fuente en forma de jabalí situada en un lateral de la plaza y que según dicen, quien toca los colmillos vuelve a la ciudad, a ver si es verdad. La Pizza della Signoria donde se encuentra el Palazzo Veccio, además de ser una auténtica galería de arte al aire libre, una copia del David de Miguel Ángel, la estatua de Perseo, que en estos momentos estaba en rehabilitación o el Rapto de las Sabinas se pueden contemplar, un bonito lugar.  

Calles de Florencia

 Il Porcelino en la Plaza del Mercado Nuevo

Enlaces de Interés:
Más fotografías de Florencia en mi

No hay comentarios: