VISITA MI NUEVO BLOG

sábado, 12 de mayo de 2018

Florencia II

Tras algunos inconvenientes en el vuelo, por fin llegamos a Florencia, una de las ciudades más importantes de Italia y una vez vista y pateada, una de las más bonitas. Estamos en uno de los centros de actividad intelectual y artística más importantes del pasado, la cuna del Renacimiento, todos los artistas de esta época tienen obras en esta ciudad, Miguel Ángel, Giotto, Botitcelli, Leonardo da Vinci, Rafael, Brunelleschi o Donatello. Esta ciudad, entre los siglos XIII y XVI se convirtió en el punto de encuentro de la cultura europea. Hoy día es uno de los lugares más visitados de Italia, y doy fe de ello, por todas las colas que encontramos en cada uno de los lugares que queríamos visitar.

 Ponte Veccio

La historia de esta ciudad se remonta al siglo I a.C. cuando Julio Cesar instaló una colonia a orillas del río Arno para proteger la vía Flaminia, una de las principales calzadas romanas que comunicaba Roma con la Galia, dándole el nombre de Florentia (para que floreciera). Pero no adquirió importancia hasta el siglo XII, cuando una nueva clase social comenzó a destacar en la ciudad, se trataba de los mercaderes, los gremios comenzaban a ejercer el poder legislativo en la ciudad, especialmente el gremio de la lana, que sería el principal apoyo de los Medici. Los mercaderes y su empeño de llevar sus mercancías por toda Europa hizo que la ciudad empezase a destacar, su moneda, el Florín, se convirtió en monedad de referencia en el continente. Los banqueros comenzaron a tener clientes en las familias y casas reales europeas, la ciudad se enriquecía. En el año 1348 la peste mató a casi toda la población, pero la ciudad se repuso.

 Cúpula del Duomo

Entre las familias ricas comenzaron a destacar los Medici, banqueros que a partir de Cosme el Viejo y Lorenzo el Magnífico se hicieron con el poder de la ciudad. Eran gente de letras, amantes de la cultura y las artes, se hicieron mecenas apoyando y financiando la cultura en la ciudad, esto hizo a Florencia la capital del Renacimiento, manteniendo el gobierno de la ciudad hasta el siglo XVIII. Tras incorporarse al reino de Italia en 1859, Florencia fue declarada capital del país hasta la conquista de Roma por Garibaldi en 1870. Ya en el siglo XX los bombardeos de la segunda guerra mundial causaron numerosísimos daños, destruyeron todos los puentes salvo el Ponte Veccio. Otro aspecto que tuvo que superar la ciudad en este siglo fue la gran inundación en 1966 que causó graves daños en algunos monumentos de su centro histórico.

 Vista de la ciudad desde el Campanille

PONTE VECCIO
Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en Florencia es la imagen de este maravilloso puente, construido en 1345, fue el único que no destruyeron los nazis en su retirada. Constituye una de las imágenes más populares de Florencia, paseando por él, se pueden observar las espléndidas joyerías que lo puebla hoy día, en un pasado en estas tiendas se situaban las carnicerías de la ciudad. Fue Fernando I (según dice la tradición) quien harto del mal olor que desprendían, las mando quitar, colocando en su lugar a los más hábiles joyeros del momento. Hoy día es un ir y venir de gentes de todos los lugares del mundo y durante todo el día, por la noche amenizado por alguna que otra orquesta. Las mejores vistas del puente se pueden ver al atardecer desde otro de los magníficos puentes que cruzan el río Arno, el Puente Santa Trinitá, aunque en nuestro caso tuvimos algo de mala suerte, pues durante todo el viaje vimos el sol por escasos momentos, todo nublado y con lluvia, aún así es una auténtica gozada.

Ponte Veccio


GALERÍA DE LA ACADEMIA
Después de un buen rato en el Ponte Veccio nos dirigimos a uno de los museos más visitados de la ciudad, donde poder ver una de las mejores colecciones de pintura florentina de los siglos XIV y XV, pero sobre todo para ver una de las obras maestras de la historia del arte y que teníamos muchas ganas de ver, el David de Miguel Ángel, creado por el artista cuando tenía apenas 30 años y que te impresiona, te quedas aturdido mirando esta gigantesca escultura de algo más de cinco metros de altura y más de cinco toneladas de peso, realizada en una sola pieza de mármol blanco, la definición de su musculatura, los detalles de su fisionomía hacen de esta una obra magnífica. Fue creada en 4 años (1501-1504) y en sus orígenes estaba situada frente al Palazzo Veccio (donde hoy hay una reproducción), en 1873 se trasladó al museo para protegerla de la lluvia y el viento. También en el mismo recinto se pueden ver algunas otras esculturas de Miguel Ángel como Los Esclavos, realizadas para la tumba del Papa Julio II o un San Mateo, que formaba parte de un gran encargo para el Duomo.

 David de Miguel Ángel

GALERÍA DE LOS UFIZZI
Se trata de uno de los museos de arte más antiguos del mundo. Fue mandado a construir por Cosme I, para acoger las oficinas administrativas del estado florentino y en 1581 se comienza a utilizar como museo para acoger la colección artística de los Médicis, fue en 1737 cuando Ana María Ludovica, última de los Medici, donó todas las obras al pueblo de Florencia. La colección de su interior es impresionante y está considerada como una de las mayores pinacotecas de Italia. Aquí se pueden encontrar importantes obras como El Nacimiento de Venus de Boticelli, el Duque y la Duquesa de Urbino pintados por Piero della Francesca, o La Sagrada Familia de Miguel Ángel, también obras de Velazquez, Caravaggio, El Greco, Goya o Tintoretto entre otros muchos. Nos encontramos con bastante cola de gente a la entrada, incluso para los usuarios de la Firenze Card que en teoría tienen acceso prioritario, pero merece la pena la paciencia para poder disfrutar, aunque sea menos tiempo del que uno quiere, de estas magníficas obras de arte.

El Nacimiento de Venus - Botticelli

SANTA MARÍA NOVELLA
Se trata de una de las iglesias más importantes de la ciudad, de estilo gótico comenzó a construirse en 1279 por los dominicos, finalizando las obras en 1357. En el interior de la basílica hallaremos importantes frescos. También destaca su Claustro de los Muertos, un cementerio de nichos. Destacan los púlpitos de bronce, obra de Donatello, con relieves relativos a la crucifixión y, la Sacristía Vieja, diseñada por el propio Brunelleschi y decorada por Donatello.

IGLESIA DE SAN LORENZO
Este es otro de esos lugares que hay que visitar, se trata de la iglesia más antigua de la ciudad, fundada en el siglo IV y que durante 300 años fue catedral de Florencia. Fue remodelada por Brunelleschi quien creo uno de los primeros edificios renacentistas, con sencillez en las formas y belleza no decorativa, sino arquitectónica.

Iglesia de San Lorenzo

Un edificio anexo está destinado a la tumba de familia Medici, fue concebido en 1520, pero sobretodo el cardenal Giulio de Medici, futuro Papa Clemente VII fue quién deseaba erigir un mausoleo para algunos miembros de su familia. Es una sala octagonal revestida con mármol oscuro, los zócalos están realizados con piedras semipreciosas, madreperla, lapislázuli y coral, reproduce los blasones de dieciséis ciudades toscanas. Seis monumentales sarcófagos adosados a las paredes son los de los grandes duques Fernando II, Cosme II, Fernando I, Cosme I, Francisco I y Cosme III. Es una visita que te deja impactado por la grandeza del recinto.
 
 Capilla de los Medicis

Enlaces de Interés:
Más fotografías de Florencia en mi

No hay comentarios: