VISITA MI NUEVO BLOG

miércoles, 1 de septiembre de 2021

Zumaia

Flysch de Zumaia

Llegamos en tren a Zumaia para visitar esta ciudad y sobre todo hacer una pequeña ruta geológica en un lugar muy interesante en cuanto a su geología. Primero damos un paseo junto al Río Urola hasta su desembocadura en el Cantábrico, que nos lleva hasta el Faro. Entramos en el Centro de Interpretación Algorri donde nos informan de que ver en el pueblo y las posibles rutas en el entorno de la ciudad. Y vamos directos a la Playa de Itzurun donde nos sorprende la fantástica formación geológica del Flysch. Dejamos la playa para subir hasta la Ermita de San Telmo, ubicada al borde del acantilado sobre la playa de Itzurun, la primera referencia sobre ella data de 1540, siendo su santo titular es el patrón de los marineros, de arquitectura de estilo popular. Desde la Ermita hay unas espectaculares vistas del Cantábrico y del Flysch.

Ermita de San Telmo

Ermita de San Telmo y Formación Flysch

Para ver el Flysch de Zumaia hicimos la pequeña ruta SL-Gi-5001 Algorri, que nos conduce por diferentes puntos de interés geológico. Desde la Ermita de San Telmo nos dirigimos por encima del acantilado hasta Algorri para volver a Zumaia y de nuevo a la Playa de Itzurum para visitar el afloramiento con más detenimiento.  
 
El Flysch está formado por estratos que intercalan capas duras con otras más blandas. La erosión hace que estas capas menos consistentes se desgasten con mayor facilidad. Así, poco a poco, van quedando las capas duras más expuestas, soportando más la erosión a la vez que protegen a las blandas. Este es el motivo de su característica forma con relieves con las capas blandas en los huecos y las duras en los salientes. El afloramiento de estas capas rocosas se debió, en este caso, a la colisión de las placas tectónicas Ibérica y Europea durante la orogenia alpina. Como resultado, quedaron expuestos materiales que contienen información de más de 50 millones de años de la historia de la Tierra, recorriendo los periodos del Cretácico superior y del Terciario.



La parte final del Cretácico aflora en la margen occidental de la cala de Algorri en forma de una sucesión de unos 200 metros, formada por una intercalación de calizas y margas calcáreas con pequeñas intercalaciones de turbiditas finas. Esta litología refleja un fondo marino profundo (2.000 m) y tranquilo, formado como consecuencia de la transgresión ocurrida al comienzo del Piso Maastrichatiense El afloramiento geológico podemos decir que representa un libro pétreo cuyas páginas son visibles a lo largo de más de 8 kilómetros de costa, que comienza en la zona de Deba, con rocas del Cretácico inferior (105 Ma.) y va avanzando en el tiempo hacia el este hasta llegar a la desembocadura del río Urola, donde las rocas son ya del Eoceno (50 Ma.). 



Más información del FLYSCH DE ZUMAIA 
en un documento pdf en mi DRIVE de GOOGLE.

En Zumaia visitamos la Iglesia de San Pedro, levantada tras la fundación de la villa en 1347, aunque sus orígenes están ligados al antiguo monasterio de Santa María, ya citado en el siglo XIII. El exterior parece una fortaleza e impresiona, su interior es de una sola nave destacando un espectacular retablo de finales del siglo XVI. Caminando llegamos al Convento de San José fundado en 1609  por Francisca Labayen, siendo uno de los primeros conventos de carmelitas del País Vasco que siguieron las reformas de Santa Teresa, normas de sobriedad que se reflejan en el edificio salvo los elementos de su portada añadidos en el siglo XX. Accedimos al mismo por un lateral a un patio pequeño pero muy bonito, junto al albergue de peregrinos, pues el pueblo es paso del Camino de Santiago. Tan solo caminar por el pueblo es descubrir numerosos edificios históricos como el Palacio Zumaia, el Palacio de Ubillos  o la Casa Palacio de Olazabal. De nuevo volvemos al tren para retornar a Donostia / San Sebastián después de un bonito día de geología en Zumaia.

Iglesia de San Pedro

Faro de Zumaia

Más fotografías de Zumaia en 

1 comentario:

Teresa dijo...

Interesante y bonito. Saludos.