VISITA MI NUEVO BLOG

sábado, 18 de septiembre de 2021

Ruta de Los Molinos


Vista de Arroyomolinos de Montánchez
Molino

En esta ocasión vamos a Arroyomolinos de Montánchez para hacer la Ruta de Los Molinos, tras unos churros partimos por la calle España, y la calle Altozano para llegar al pié de una pequeña Plaza de Toros, lugar donde tuvo lugar el enfrentamiento entre tropas inglesas y francesas en la Guerra de Independencia, que cada mes de octubre se rememora bajo el nombre de "La Sorpresa de Arroyomolinos". Este acontecimiento histórico tuvo lugar el 28 de octubre de 1811, durante la Guerra de la Independencia Española, produciéndose en esta localidad una de las más importantes victorias sobre el ejército francés. En ella, un ejército aliado anglo-hispano-portugués, bajo las órdenes del general Hill, derrotó a las tropas francesas del general Girard. La ruta nos llevará por la Garganta de Los Molinos, en la que podremos encontrar una treintena de molinos que aprovechaban el agua procedente de lo alto de la sierra para realizar la molienda. Tienen un origen romano aunque la mayoría de los que veremos datan del siglo XIX y alguno más moderno de principios del siglo XX. 

Al inicio encontraremos una serie de paneles informativos de esta ruta y otras alternativas en la zona. La ruta son 14 kilómetros de baja dificultad aunque si que hay una subida pero se hace perfectamente bien. El track de la ruta está disponible en WIKILOC:

Powered by Wikiloc


Croquis de la Ruta. Fuente: Panel informativo al inicio de la ruta

Continuamos por un camino estrecho, en un primer tramo con firme de piedras y hormigón, cómodo para transitar por él y rodeado de paredes de piedras que delimitan huertas y pequeños olivares, abandonamos el ruido de la ciudad y nos quedamos con el trino de los pájaros. No tardamos en llegar al primer molino, está bastante bien conservado, se puede observar su sala de molienda que está junto al camino, el canal o acequia por la que llega hasta él el agua. Durante la ruta veremos distintos molinos en estados de conservación diferentes, unos con su sala de molienda restaurada por el Ayuntamiento de Arroyomolinos de Montánchez, otros con tan solo alguna de sus partes visibles e incluso cubiertos de zarzas y otros arbustos, a los que es imposible acceder. Observamos una falta de mantenimiento que van haciendo mella en ellos, una verdadera pena, de poco sirve invertir en restaurar e intentar poner en valor este entorno si después no hay un mantenimiento mínimo tanto de los molinos como en el adecentamiento de los caminos y sendas hoy día invadidos en una buena parte por zarzas.

Molino

Molino

Todos los molinos que podemos encontrarnos en esta garganta son “molinos de cubo”, un tipo de molinos que se construían en aquellas zonas donde el agua era escasa, porque permitían una mayor potencia motriz,  sobre todo en las serranías, donde los cauces de los ríos eran muy irregulares, un canal o acequia en leve descenso conduciría el agua hasta el “cubo”, una especie de pozo, con estructura cilíndrica por la que caería el agua en vertical en una caída de 8-10 metros, aprovechando el desnivel de la sierra, moviendo la rueda horizontal situada en la parte inferior que haría girar el eje vertical que a su vez trasmitiría el giro a la muela superior, triturando el  grano que se cuela entre ésta y la piedra o muela inferior y produciendo la harina; este mecanismo se encontraba dentro de la “sala de la molienda”, el lugar donde trabajaba el molinero y que solía ser una construcción de planta cuadrada o rectangular, situada en la parte baja del cubo y normalmente  con cubierta de teja árabe sujeta por una sencilla armadura de madera.

Molino

Molino

Molino

Llegamos a una zona de altiplano donde el paisaje cambia, se nota la cercanía del pueblo y aparecen olivares que asoman por las altas paredes de piedra que flanquean el camino. Ya en Montánchez llegamos a la Plaza de España donde hacemos una parada para reponer fuerzas. Continuamos de vuelta a Arroyomolinos de Montánchez por una calle que sale a la izquierda de la plaza que en bajada nos saca del pueblo, encontrándonos a la derecha con una fuente que vierte sus aguas sobre un gran pilón de granito y sobre ella el castillo, justo antes de tomar el “Camino Real de Mérida”, un camino por el que descendemos, a veces empedrado y a veces convertido en una bonita senda que se abre y se cierra de vegetación, con unas espectaculares vistas de la dehesa. 

Vistas de Montánchez

Plaza de España de Montánchez

Camino Real de Mérida

Senda

Seguimos la senda hasta llegar al paraje conocido como "La Gargantilla" donde se encuentra la Piedra del Dedo Meñique, un bolo granítico de 40 toneladas que en su momento permitía un leve movimiento de balanceo con una leve presión, en la actualidad no se mueve, está fijada a la plataforma inferior, un lugar curioso. Desde ahí continuamos nuestro camino llegando a Arroyomolinos de Montánchez. 

Piedra del Dedo Meñique

Nos observan . . . . 

Así terminamos este bonito día de senderismo donde hemos descubierto un espectacular lugar a pocos kilómetros de Mérida. Es un maravilloso recorrido, envuelto siempre en vegetación, caminando a veces por tramos de senda y a veces por caminos estrechos y empedrados, con el arroyo de  los molinos a la izquierda, más abajo, encontrándonos con una sucesión de molinos, para volver a Arroyomolinos de Montánchez por un bonito camino, el “Camino Real de Mérida”.

Más fotografías de la ruta 

No hay comentarios: