VISITA MI NUEVO BLOG

lunes, 23 de abril de 2007

Castillo de Marvão

Localizado en la población de Marvão en el Alentejo portugués.
Fue una fortificación estrategía para frenar la penetración de los ejércitos españoles a partir de Valencia de Alcántara, ciudad vecina.
Encontramos una fortificación exterior con las entradas conocidas como: "Portas de Ródão, Portas da Vila e Postigo do Torrejão". Dada la situación de la fortificación no necesitava grandes medidas de seguridad, se encuentra en un acantilado en lo alto de un roquedo casi inaccesible (remito a una de las fotos, es espectacular). La impresión que genera una vez que estas arriba de la torre del Homenaje y observas unos impresionantes acantilados a que rodean al castillo (¿por donde podrían acceder a esta fortificación?).
El castillo esta rodeado de una fortificación exterior que rodea por completo la localidad y que se puede recorrer por completo y una seguna que rodea al castillo y que hace de segunda defensa. Dentro de ella lo que más me llamó la atención fue sin duda su cisterna, que esta perfectamente conservada.
El castillo pasa por varias etapas desde el siglo XII - XIII (reconquista) - XIV (1ª reconstrucción del castillo) - XV - XVI (refuerzo de las defensas de las entradas a los recintos del castillo) - Hasta el XVIII (que se realizan una serie de reformas)
Para más información: Página de Marvão (Portugués e Inglés)
Fotografías: (esta es una breve muestra de las fotografías que tomé). Quiza la fotografía que más me gusta es la primera de todas en la que se ve el castillo y su situación en la cima de un crestón cuarcítico.

Castillo y Acantilado Cuarcítico.

Muralla exterior de la fortaleza

Vista de Castillo y Muralla Exterior.

Interior del Castillo

Fotografía del interior de la fortaleza desde la Torre del Homenaje del Castillo

1 comentario:

Vanessa dijo...

Hola Gabriel, justo ayer visité esta preciosa ciudad y por supuesto su Castillo, del que estoy preparando una entrada en mi blog (y de todo lo demás que visité)

Es como lo describes, para mí, fue una visita muy agradable y sorprendente. Saludos. Vanessa