VISITA MI NUEVO BLOG

domingo, 6 de febrero de 2022

Ruta del Emperador

Carlos V

La Ruta del Emperador conmemora el viaje realizado por el Emperador Carlos V desde el Palacio de los Condes de Oropesa, en Jarandilla de la Vera, hasta el Monasterio de Yuste, en Cuacos de Yuste.

Llegamos a la Casa de la Cultura de Jarandilla de la Vera donde recogemos el Pasaporte Carolino para posteriormente desayunar unos buenos churros, nos dirigirnos al Palacio de los Condes de Oropesa, hoy Parador de Turismo, donde se produce el discurso del emperador Carlos V que se dirige al pueblo para despedirse pues inicia su camino hasta el Monasterio de Yuste, lugar de su retiro. Finalizado el discurso se produce la salida del séquito camino del monasterio. La Ruta del Emperador, se celebra todos los años el primer fin de semana de febrero y una semana después se celebra la ruta ecuestre, que realiza el mismo camino pero a caballo. Una ruta de algo más de diez kilómetros de dificultad fácil, el track está disponible en WIKILOC.

Powered by Wikiloc

La ruta parte desde el Parador de Turismo, nos dirigimos a la iglesia de San Agustín, bajamos por la calle Cuesta de los Carros hasta llegar a su final, giramos a la derecha por la calle Marina, hasta llegar a un camino. Avanzamos entre casas y huertos hasta llegar al Puente Parral que cruzamos. 

Puente Parral

La ruta se encuentra bastante bien marcada, incluso al cruzar los pueblos. Ascendemos por un camino entre fincas y robles para llegar al Collao Miraelrio, linde entre Jarandilla y Aldeanueva. Descendemos entre robles primero y fincas después hasta llegar a Aldeanueva de la Vera, donde en una de sus plazas encontramos un animado mercado medieval. Durante toda la ruta hay gran cantidad de fuentes donde poder beber, una de las que más nos llamó la atención es la que se encuentra en Aldeanueva de la Vera, la Fuente del Boticario.

Fuente del Boticario

Continuamos y salimos del pueblo descendiendo por el camino de Cuacos de Yuste, hasta llegar al Puente del Tejar. A partir de aquí el camino es llano con pequeñas subidas y bajadas hasta llegar a Cuacos de Yuste

Llegada de la comitiva con Carlos V a Cuacos de Yuste

Al llegar al pueblo cruzaremos un puente, llegamos a la plaza donde se encuentra un mercado y varios puestos donde reponer fuerzas, salimos del pueblo dirección Monasterio de Yuste.  Este tramo es una ascensión por una acera de la carretera, nos adentramos en el robledal y al terminar la cuesta tenemos el Cementerio Alemán, lugar donde descansan soldados alemanes caídos en la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Seguimos y tras una leve bajada y una rampa final con buena pendiente llegamos al Monasterio de Yuste. Aquí recogemos nuestro diploma acreditativo de que hicimos la Ruta del Emperador. Durante la tarde hay autobuses que salen desde Cuacos de Yuste hacia Jarandilla de la Vera para traer de regreso a los senderistas, son totalmente gratuitos.

Espectaculares vistas durante toda la Ruta

Monasterio de Yuste

Monasterio de San Jerónimo de Yuste.

El Monasterio de Yuste es conocido sobre todo por ser la última morada del Emperador Carlos V, el lugar que eligió para descansar y meditar tras un reinado lleno de guerras y conflictos políticos y religiosos. Carlos V decidió abdicar en favor de su hijo, Felipe II, y se trasladó a la comarca de La Vera a finales de 1556. Residió en el Monasterio de Yuste desde principios de 1557 hasta su muerte, a finales de 1558.

El monasterio tuvo su origen en un pequeño monasterio o cenobio construido en 1407 y en el que vivían inicialmente unos pocos ermitaños. Con el paso del tiempo fue aumentando el número de monjes, que finalmente se acogieron a la Orden de San Jerónimo. El edificio original sufrió numerosas reformas, inicialmente para ampliar las diferentes dependencias de los monjes y posteriormente para construir la casa palacio que serviría de residencia al emperador.

A comienzos del siglo XIX, durante la invasión francesa, el Monasterio de Yuste fue abandonado por los monjes Jerónimos y sufrió numerosos daños. Con la desamortización de Mendizábal se subastó el edificio y fue utilizado para tareas agrícolas y ganaderas. El estado de abandono continuó prácticamente hasta mediados del siglo XX. En 1931 es declarado Monumento Histórico Artístico y en 1949 comenzaron las labores de rehabilitación, intentando respetar en la medida de lo posible la estructura original de los edificios. Unos años más tarde vuelve la Orden de San Jerónimo. Dentro del conjunto arquitectónico del Monasterio de Yuste destacan:

Iglesia del Monasterio de Yuste. Se trata de un edificio sencillo, de estilo gótico tardío, construida en el siglo XV junto con el claustro gótico. En la fachada occidental se pueden ver elementos renacentistas posteriores, del siglo XVI. Su estructura se basa en una única nave, con bóveda de crucería estrellada. En la entrada, en un piso superior, está situado el coro. El retablo del altar mayor es obra del escultor Antonio de Segura, por encargo de Felipe II.

Claustro gótico. Es el más antiguo, y se construyó en la misma época que la iglesia que se conserva actualmente. Es un claustro rectangular, de dos pisos. Los arcos son muy amplios y se asientan sobre pilares cilíndricos. El patio interior tiene en la actualidad un jardín con una fuente en el centro. El claustro servía de punto de acceso a todas las dependencias del monasterio, incluyendo las celdas de los monjes, que se encontraban en el piso superior.



Claustro plateresco. Es de estilo renacentista. Es más amplio y luminoso que el claustro gótico. Tiene dos pisos. En el piso inferior los arcos son de medio punto, mientras que en el piso superior son arcos rebajados. Los arcos se apoyan sobre columnas renacentistas con capiteles ornamentados con diferentes emblemas y escudos. El patio tiene un jardín muy bien cuidado en el que crecen algunos cipreses. En el centro del patio hay una fuente de piedra.

Casa-Palacio de Carlos V. Es un edificio muy sencillo, de planta rectangular, construido en ladrillo y mampostería fundamentalmente, y sin apenas elementos decorativos. Está adosado a la parte sur de la estructura de la iglesia. El palacio tiene dos plantas principales, cada una de ellas con cuatro habitaciones separadas por un corredor. Al piso superior, donde se encontraban las habitaciones del monarca, se podía acceder por medio de una gran rampa situada al oeste, lo que permitía al emperador llegar directamente a caballo dado su deteriorado estado de salud. Esa planta tenía dos habitaciones interiores (la alcoba del emperador y una sala auxiliar) y dos habitaciones exteriores que daban a los jardines, que se utilizaban como comedor y sala para audiencias. Todas las estancias eran muy sobrias, con una decoración muy sencilla. La alcoba se diseñó de tal forma que el monarca podía seguir la misa desde su cama, sin necesidad de bajar hasta la iglesia.


Jardines del palacio. Los jardines del palacio fueron diseñados para asemejarse a los que tenía la casa natal del monarca en Gante. El agua era uno de los protagonistas, con el estanque principal que se conserva en la actualidad y probablemente otros pequeños estanques alrededor del palacio. Estos jardines no sólo tenían un carácter ornamental, sino que además servían como huertos de verduras, plantas medicinales y árboles frutales.


Busto de Carlos V

  • Más información del Monasterio de San Jerónimo de Yuste AQUI.
  • Más fotografías de la Ruta del Emperador en mi ÁLBUM DE GOOGLE.

No hay comentarios: