VISITA MI NUEVO BLOG

miércoles, 13 de octubre de 2021

De Castuera a Benquerencia de la Serena

Vista de Castuera desde la Ruta

Esta ruta tiene lugar entre Castuera y Benquerencia de la Serena, en la provincia de Badajoz, partimos de la calle Resolana en Castuera, para tomar la calle Méndez Núñez que nos deja en una pequeña rotonda desde donde comienza el Camino de la Zarza que nos llevará hasta Benquerencia de la Serena pasando antes por el Campo de Concentración de Castuera al cual ya dedique una entrada en este blog en noviembre de 2017. Caminamos dejando a un lado la Sierra de Castuera y la Sierra de Benquerencia, y al otro lado La Serena, un espectacular contraste de paisajes. Tras un ascenso hasta la localidad de Benquerencia de la Serena visitamos su castillo.

Vista del Campo de Concentración de Castuera y Mina La Gamonita

Los restos del Castillo de Benquerencia de la Serena se pueden observar desde bastante distancia en un risco sobre la población. El castillo fue construido en mampostería en época de Abderramán II (año 850), cuando los musulmanes controlaban el sur de la península, la situación sobre un terreno escarpado le atribuye funciones defensivas y de control, pues desde lo alto se puede divisar toda la comarca y la Serena. Sin duda era un lugar estratégico. Sin embargo, cuando gobernaba Fernando III, en 1236, la antigua alcazaba árabe fue reconquistada por los ejércitos cristianos y se donó a la Orden de Alcántara, poco a poco se fueron eliminando los elementos militares defensivos, acondicionándose para uso residencial.

Castillo

Interior del Castillo

Se trata de una fortaleza de grandes dimensiones, en su interior se encontraban todo tipo de instalaciones, su trazado es irregular debido al terreno escarpado donde se sitúa. Al norte se encuentra un acantilado desde donde controlaban toda la llanura de La Serena y al sur otro acantilado donde se divisa la localidad de Benquerencia de la Serena y el Valle de la Serena. Hoy día solo se conservan algunas ruinas del interior del castillo, apenas queda algo de un muro. Hay varias torres visibles, las llamadas de Montánchez, de los Enamorados, la del Homenaje y la del Águila, de las cuales quedan restos parciales. 

Durante el siglo XVII se llevaron a cabo constantes reformas, sin embargo, a finales de ese siglo fue abandonado por el estado ruinoso en el que se encontraba. Su valor estratégico era tal que en el siglo XX, durante la Guerra Civil se construyó una casamata en su flanco norte como puesto de observación de la artillería, y que aún es visibles.

Casamata en interior del Castillo

Vistas de La Serena desde el Castillo

Más información del Castillo de Benquerencia de la Serena en:

Abandonamos Benquerencia por el Camino de San José hasta la Ermita del mismo nombre, desde este punto tomamos una senda que nos conecta con el Camino de Belalcázar  hasta Castuera, entrando por la calle Arrabal, la calle Cruces y de nuevo en la calle Resolana. Un total de 15,8 kilómetros de dificultad baja. El track está disponible en WIKILOC:

Powered by Wikiloc

Castillo desde la Ruta

En Castuera merece la pena pararse un poco y pasear, desde la Calle Corredera llegamos a la Plaza de San Juan, lugar emblemático e imprescindible para conocer la historia del municipio. En la plaza, además de la Ermita de San Juan (siglo XVI), podemos admirar el Pósito Medieval del siglo XVII y la Casa de Pedro de Valdivia, descubridor de Chile. La visita puede continuar por las Calles Hospital o Piedras para ascender al Barrio del Cerrillo, cuyo trazado de calles empinadas y empedradas son típicas de un núcleo medieval. En la parte más alta, encontramos unas bonitas vistas del pueblo y la sierra. Un lugar lleno de recuerdos de mi niñez que volví a revivir estos días.

Castuera y la Sierra desde El Cerrillo

Plaza de San Juan

Más fotografías de la Ruta, 
de Castuera y 
de Benquerencia de la Serena 
en mi 

1 comentario:

Jose Carlos dijo...

Bonitos lugares, hace poco tuve la oportunidad de recorrer buena parte de Extremadura, pero no visité ninguno de estos lugares tan interesantes.
Muchas gracias por compartir.