VISITA MI NUEVO BLOG

jueves, 21 de septiembre de 2017

Logroño

Mercado de San Blás

Esta bonita ciudad ha sido todo un descubrimiento y no solo por la calle Laurel, que también. Bañada por el río Ebro, Logroño ha sido cruce de caminos a lo largo de la historia, por ella transcurre el Camino de Santiago, siendo disputada entre los antiguos reinos de la península ibérica durante la edad media. Comenzamos la visita paseando por sus calles desde el Paseo del Espolón y su parque, la zona verde más importante de la ciudad con la estatua ecuestre del general Baldomero Esparter.


La Concatedral de Santa María la Redonda, del siglo XVI en el lugar donde antes existía una iglesia románica que si era dedonda y de donde toma su nombre, con sus dos torres "casi gemelas" pues una es un par de metros más alta que la otra.


En su casco antiguo, en Ruavieja, encontramos los "calados" que es el nombre que reciben en La Rioja las bodegas que estaban bajo las casas. El calado de San Gregorio o el del Palacio de los Yanguas. Como curiosidad, existió una ordenanza municipal del año 1583 que prohibía el paso de carruajes herrados por la Ruavieja para no perturbar el descanso de los vinos que reposaban en los calados.

Algo que nos encontramos por sorpresa fue la espectacular portada barroca del siglo XVII del Parlamento de La Rioja, situado en lo que fue el convento de la merced hasta 1835 y luego fábrica de tabaco.


Otra visita, según parece, imprescindible cuando vas a Logroño es la Iglesia Imperial de Santa María de Palacio, del siglo II y III (los vestigios más antiguos) y su aguja octogonal característica.


La Iglesia de Santiago, en el Camino de Santiago y muy ligada a los peregrinos que lo recorren. Cerca de la iglesia se encuentra la Plaza de la Oca, con este popular juego pintado en el suelo. Durante el gran asedio de 1521 a la ciudad, los logroñeses se refugiaron entre sus muros.

Y como ya comenté al inicio, nadie puede irse de Logroño sin visita y degustar sus tapas en la Calle Laurel, continuamente abarrotada de gente. Un verdadero placer. Una ciudad que merece la pena visitar.


Más fotografías de Logroño en mi

Y para culminar el viaje, coincidimos con el paso de la Vuelta a España por la ciudad, en la Etapa 16ª con una contrarreloj de 42 kilómetros que ganó el británico Cris Froom.

 

Más fotografías de la Vuelta a España en mi 

No hay comentarios: