VISITA MI NUEVO BLOG

martes, 20 de octubre de 2015

Córdoba


Siempre es un placer volver a esta ciudad, reencontrarse con su Judería, perderse en sus callejuelas y visitar la Sinagoga o el Zoco, visitar la Mezquita, atravesar el río Guadalquivir por su Puente Romano o darse un relajarte baño en uno de sus Baños Árabes.



El Puente Romano, construido en tiempos del Emperador Augusto (siglo I a.C.) y del que tan solo quedan los sillares y alguno de sus arcos, que fue reformado múltiples veces siendo la última de ellas la realizada en el año 1876. Está formado por 16 arcos y como curiosidad en el centro hay una escultura de San Rafael del siglo XVI.



Otro lugar de los muchos a visitar son los Baños del Alcázar Califal, construidos en el siglo X por orden de Al-Hakan II en el interior del Alcázar Omega. Con sus salas fría, templada y caliente organizadas en estancias abovedadas y con lucernarios en forma de estrella. En la ciudad existen varios Baños Árabes activos en los cuales relajarse y que disfrutamos en este viaje, y lo necesitábamos.



Si te pierdes en La Judería encontrarás preciosos e importantes lugares en la historia de la ciudad, como son la Sinagoga construida en el siglo XIV en estilo mudéjar y que sirvió de templo hasta la expulsión de los judíos en 1492. Es un exponente único del legado hebreo en Andalucía. La estancia principal de forma cuadrangular está decorada con elementos mudéjares. Un lugar que además de la historia que tiene es espectacular y de visita obligada. En el entorno también están la Casa Andalusí y la Casa de Separad.



El Zoco Municipal es otro bello lugar de la ciudad, está en un edificio de estilo mudéjar de dos planta con un espectacular patio porticado, donde se encuentra el Mercado de Artesanía (cuero, madera, cerámica o plata). Interesante su visita además de los mucho patios que se pueden encontrar a lo largo del centro histórico de la ciudad.




La Mezquita-Catedral, un lugar indispensable en el que perderse y sentir la historia, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, es el monumento más importante del Occidente Islámico, en ella encontramos los estilos Omega, Gótico, Renacentista y Barroco en la construcción cristiana. Su historia, difícil de resumir, podemos decir que comienza con la dominación Visigoda cuando se construyó en este solar la Basílica de San Vicente, de la cual hay restos, y sobre la cual se edificó la primitiva mezquita. Esta basílica fue compartida durante mucho tiempo por cristianos y musulmanes (ejemplo de que la convivencia entre culturas distintas es posible). Abderraman I adquirió la basílica y construyó la primera Mezquita Alhama (principal de la ciudad). La gran Mezquita consta del patio donde se levanta el alminar (realizado por Abd al-Rahman III) y la sala de oración. El espectacular interior se dispone sobre un mar de columnas y arcadas bicolores que dan un maravilloso efecto al visitante, existen cinco zonas correspondientes a las ampliaciones sucesivas llevadas a cabo.



En el 822 Abderraman I amplió la sala de oración, Al-Munir construye la sala del tesoro y Abd-Allah construye el pasadizo secreto que conecta el Alcázar califal con el mihrab. En el siglo X se produce una segunda ampliación, se amplia el patio y se construye un nuevo alminar, en estos momentos Córdoba es la capital más influyente del Occidente Islámico. La última gran ampliación la lleva a cabo el visir Almánzar a finales del siglo X, añade ocho naves hacia el este, dado que hacia el sur no fue posible por la presencia del Río Guadalquivir.


En el siglo XVI el Obispo Manrique hace que Carlo V de permiso para construir en el interior de la Mezquita, una Catedral con planta de cruz latina, bobedas góticas y protobarrocas y una cúpula renacentista, el espectacular retablo mayor es realizado en mármol y se concluye en el siglo XVII y ya en el siglo XVIII se construye la impresionante sillería del coro.



El alminar levantado por Abderraman III se conserva parcialmente en el interior de la Torre de Campanas pues para su construcción fue destruido parte del alminar. Un lugar espectacular es el Patio de Los Naranjos, el cual fue lugar de actividad social en su momento y hoy día encuentro de turistas y curiosos. Bajo los naranjos existe un amplio aljibe. En el siglo XIII se hallaba plantado con palmeras y se conoce existencia de naranjos desde el siglo XV, ya en el siglo XVIII se añadieron olivos y cipreses.




Sin duda un maravilloso encuentro con Córdoba.

Esto es un muy pequeño retazo de lo que visitar y conocer en esta hermosa ciudad, hay más Información de CÓRDOBA en la web:
http://www.turismodecordoba.org/inicio.cfm


Más fotografías en mi

No hay comentarios: