VISITA MI NUEVO BLOG

jueves, 17 de mayo de 2012

Teatro Romano


Continúo con el paseo por la ciudad donde vivo, Mérida y en esta ocasión dedico esta entrada al Teatro Romano. El edificio más emblemático de la ciudad, fue excavado en 1910 y tras su recuperación ha vuelto a cumplir su función original y en el se representan obras teatrales todos los veranos desde 1933.
El consul de Emerita Augusta, Marco Agripa fue el promotor de su construcción alla por el año 15 a.C.
El graderío (cavea)  tenía una capacidad de 6000 espectadores, se halla dividido en tres sectores separados  por pequeños muros y que corresponden a la diferencia social de la época. La orchestra (donde se situaba el coro) estaba pavimentada con losas de mármol y está rodeada de tres gradas de honor reservadas para las autoridades. El suelo del escenario originalmente estaba cubierta de madera.
El frente de la escena es la parte más espectacular de este teatro, sobre una base de sillares recubierto de mármol, reposan dos cuerpos de columnas de orden corintio. Entre las columnas una serie de esculturas réplicas de las originales que se encuentran en el Museo Nacional de Arte Romano, entre ellas Ceres. Detrás de la escena, así como en los laterales también encontramos restos de dependencias anexas zonas dedicadas al culto imperial, letrinas, y zonas de jardines.



Sin duda es un espacio impresionante y más aún en verano cuando el teatro se llena para las representaciones, es sin duda algo inolvidable.





1 comentario:

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Un lugar lleno de encanto. Abrazos.