VISITA MI NUEVO BLOG

martes, 6 de octubre de 2020

Puente Romano de Alconetar


No pudimos evitar parar para ver esta grandiosa obra de ingeniería de una gran importancia histórica, aunque desubicada y de la cual quedan pocos restos, sigue siendo impresionante. El Puente Romano de Alconetar, un puente sin río.

Fue construido sobre el río Tajo, en la Vía de la Plata, siendo el hilo conductor entre el norte y el sur de Extremadura. No se conoce con exactitud la fecha de su construcción, pero el estilo constructivo sugiere que pudo ser levantado hacia el siglo II, en época de Trajano (98–117) o Adriano (117–138). El puente se sostenía sobre unos 18 arcos rebajados, contando con más de 300 metros de longitud y una anchura tal que permitía el paso de dos carruajes simultáneamente (según indican algunos escritos).
 
 
 
Se mantuvo en estado funcional hasta la reconquista, etapa en la que pudo ser parcialmente destruido. Más tarde, en el siglo XIII, vuelve a ser utilizado tras una reconstrucción ejecutada por la Orden del Temple, que controlaba el puente y la zona. Hubo nuevos intentos de reconstruir el puente en 1553 y en 1560, aunque todas las reconstrucciones y la construcción de un nuevo puente en el siglo XVIII no fructificaron.
 
Y fue ya en 1969 cuando se decide construir el pantano de Alcántara que sepultaría el puente y es cuando se decidió salvar el puente romano trasladándose piedra a piedra a la cola del Embalse de José María Oriol, entre la EX-371 y la N-630, en Garrovillas de Alconetar.
 

 Más fotografías del 
PUENTE ROMANO DE ALCONETAR

No hay comentarios: