VISITA MI NUEVO BLOG

lunes, 2 de julio de 2018

Évora









La visita a esta ciudad ha sido uno de los grandes descubrimientos del Alentejo, una impresionante historia con bastantes restos de arquitectura militar muy bien conservados, un largo paseo en busca de estos restos hace que descubras la ciudad, su historia, que resume la historia del Alentejo. Algunos puntos de interés son sin duda la Iglesia de San Francisco con su Capela dos Ossos (Capilla de los Huesos), sus plazas y jardines o la Catedral de Santa María de Évora, además de admirar sus espectaculares edificios.

Catedral de Santa María de Évora

Posiblemente está en el mismo lugar donde se encontraba la mezquita y antes una  capilla visigoda. Con sus dos sólidas torres de granito tiene apariencia de fortaleza y un estilo inspirado en las catedrales francesas del siglo XII. Las obras se empezaron en 1186 y se finalizaron 60 años más tarde. Está construida en un estilo de transición entre el románico y el gótico. Se entra por una portada del siglo XIV con estatuas de los apóstoles. En el interior se aprecia una mayor influencia gótica. El altar mayor es neoclásico del siglo XVIII, el órgano del XVI todavía está en funcionamiento. El coro es barroco de madera de roble tallada con escenas de la vida cotidiana. El claustro se añadió en el siglo XIV. En él se pueden ver varios sarcófagos de arzobispos, se puede subir a la parte alta de los muros desde donde se tienen sorprendentes vistas tanto de los tejados de la catedral como de los campos del Alentejo.





Termas Romanas

Fueron descubiertas en 1987, un complejo que está siendo estudiado en estos momentos y que puede ocupar unos trescientos metros cuadrados, compuesto por el Laconicum, una sala circular de 9 metros de diámetro destinada a baños calientes de vapor. En el centro un tanque de 5 metros de diámetro con el fondo de “opus signinum” (argamasa realizada de cal hidráulica, arena y ladrillo) con una profundidad de 1,30 metros. El Praefurnium, horno que servía de sistema central de calefacción, calentaba al Laconicum mediante la combistión de madera. Además de otras zonas que no son visitables actualmente.




Templo de Diana

El templo formaba parte integrante del foro, fue edificado a mediados del siglo I, consagrándose probablemente al culto imperial. Consta de una planta rectangular, asentándose en un podium de 4 m de altura. En su construcción se utilizó granito local, así como mármol de Estremoz en los capiteles corintios y en la base. En la Edad Media se utilizó como "carnicería", siendo el principal punto al por menor de venta de carne de la ciudad. Como curiosidad nunca ha sido consagrado a la diosa Diana, como popularmente se afirma.




Plaza de Giraldo

En tiempo de D. Dinis era la confluencia de recorridos urbanos polarizados por los monasterios de S. Francisco y S. Domingos. Aquí estaba el centro político y el centro religioso, de un lado los paços del municipio, del otro la iglesia de St. Antão, que fue erguida sobre la primitiva iglesia gótica de Antoninho. En las arcadas a toda la vuelta de la plaza estaba llena de comercios. Aquí se hicieron autos de fe, torneos, justas y corridas de toros. Aquí estaba el pelourinho. En un lado de la plaza está la fuente henriquina, construida sobre una antigua fuente incluida en un pórtico, y donde terminaba el agua traída a lo largo de 18 km, desde las fuentes de la Plata. Hoy día es el centro comercial de la ciudad con terrazas en el centro y comercios en las arcadas.




Iglesia de San Francisco y Capilla de los Huesos

La Iglesia de San Francisco (en la Rua da República) mantiene el sencillo estilo franciscano. El pórtico tiene arcos de estilo mudéjar y el interior se compone de una ancha nave rodeada de capillas. En el siglo XVIII se hizo común entre las familias más adineradas comprar capillas, decorarlas y darles su nombre. A la derecha de la entrada de la iglesia está la famosa Capela dos Osos (Capilla de los Huesos) con la leyenda “nosotros los huesos que aquí estamos por los vuestros esperamos”, un lugar un pelín lúgubre pero interesante de visitar. Se hizo en el siglo XVI con huesos traídos desde cementerios de diversas iglesias de la ciudad. Para entender el porqué de este lugar hay en mi opinión hay que situarse en el contexto de una ciudad floreciente y enriquecida y el escándalo que esto provocaba en los franciscanos con su voto de pobreza y sencillez. Por ello quisieron hacer pensar sobre la poca importancia de los bienes materiales ante la presencia continua de la muerte, creando esta capilla.





Iglesia da Graça

Es una de las obras más significativas del Renacimiento portugués. Se hizo con el fin de servir de panteón a D. Joao III. Encima del pórtico de la entrada hay cuatro estatuas de gigantes o atlantes que cargan con las cuatro partes del mundo donde estaba establecido el gran imperio portugués. Una portada impresionante que impacta al abrirse paso por una da las callejuelas que te conducen a esta iglesia.




Universidad de Évora      

Funda da en 1559 es la segunda Universidad más antigua de Portugal tras la de Coímbra. Se trata de un edificio de dos plantas con fachada exterior renacentista. Un portal flanqueado por dos columnas da acceso al Claustro de los Estudios, de mármol. Pero lo más llamativo son las aulas que tienen las paredes recubiertas de azulejos con escenas relacionadas con las asignaturas impartidas, un lugar muy curioso donde entrar en cada una de las aulas es dar un paseo por la historia.





Acueduto da Agua da Prata

Construido en el siglo XVI, en la época de João III. Fue inaugurado el 28 de marzo de 1537, tras seis años de obras dirigidas por el arquitecto real Francisco de Arruda. Originalmente llevaba el agua hasta la Praça do Giraldo. Fue parcialmente reconstruido en el siglo XVII, como consecuencia de la Guerra de Restauración y clasificado Monumento Nacional en 1910. El material empleado en su construcción fue ladrillo cubierto con una capa de yeso de gran finura y dureza. A un extremo del acueducto hay un depósito de agua, desde donde es conducida por un correspondiente número de tubos subterráneos a las fuentes públicas, cisternas y casas privadas Encontramos una parte situada dentro de las murallas de la ciudad, y otra formada por arcos principales, que se encuentran al norte de Évora. 





Dentro de las murallas de la ciudad, los arcos del acueducto se van reduciendo a medida que llegan al final del recorrido del agua. Bajo estos arcos se han construido encantadoras casitas y tiendas en las calles de la Rua do Cano, la Rua do Salvador o la Travessa das Nunes. Un encantador paseo que partiendo de estas calles te conduce a las afueras de la ciudad poco más del Convento de la Cartuxa y desde ahí parte un trazado senderista que recorre gran parte de la construcción.



Recinto Megalítico dos Almendres

Se trata del mayor conjunto de Menhires estructurados de la Península Ibérica y el monumento megalítico más antiguo de Europa, datado en el V milenio a.C. (2000 años antes que Stonehenge), en los albores del neolítico en la época en que surgían en Europa Occidental las primeras comunidades de pastores y agricultores. Situado a unos trece kilómetros al oeste de Évora. Su planta original era en forma de herradura pero posteriormente sufrió varias modificaciones hasta hoy día donde encontramos con cerca de un centenar de monolitos, alguno de ellos decorados. La situación de este lugar tiene que ver por una parte con la red hidrográfica del entorno así como con los fenómenos astronómicos, relacionados con los movimientos de la luna y el sol.



A poco más de un kilómetro se encuentra el Menhir do Monte dos Almendres, un menhir en solitario de forma ovoide alargada, característicos de esta zona, que en su punta tiene un grabado en bajo relieve “báculo”, tema frecuente en los menhires alentejanos y bretones, un tema que evoca la economía neolítica pastoril, dominio de la naturaleza y domesticación de animales y plantas. Su localización está relacionada con el recinto megalítico dos Almendres, correspondiendo a una dirección astronómica fundamental, indicando la posición de nacimiento del sol en el día más largo del año (Solsticio de Verano). Un Maravilloso lugar que hay que visitar sin lugar a dudas.



No hay comentarios: