VISITA MI NUEVO BLOG

jueves, 8 de febrero de 2018

Castillo de Terena


Se encuentra en Terena, municipio de Alandroal, Distrito de Évora. En posición dominante en lo alto de un monte, integró la línea de defensa del río Guadiana, junto con los castillos de Juromenha, Alandroal, Monsaraz y Mourão. Su origen data de la Edad Media, concretamente el siglo XIII, cuando el Alto Guadiana era territorio de frontera, dado el interés mostrado por Dinis de Portugal (1279-1325) en la consolidación de esta línea de defensa. De hecho, bajo el reinado de Fernando I de Portugal (1367-1387) se refieren al castillo indicando que las obras de fortificación estaban entonces en curso. Tiempo más tarde, Juan I de Portugal (1385-1433) realizó la donación de la ciudad y su territorio a la Orden de Avis.


Juan II de Portugal (1481-1495) nombró Alcaide del pueblo a Nuno Martins da Silveira (1482), nombre asociado con la reconstrucción de obras en el castillo. La obra continuó en las primeras décadas del siglo XVI, bajo el reinado de Manuel I de Portugal (1495-1521). El soberano otorgó el "Foral Novo" a la villa (1512) y, alrededor de 1514 tuvo lugar la remodelación de la Torre del Homenaje, por Francisco de Arruda, alterando el sistema de acceso por la construcción de una barbacana, por la cual se hacía la entrada.
 



En el contexto de la Guerra de la Restauración de la independencia de Portugal (1640-1668), la posición defensiva del castillo fue dejada, en favor de la fortificación de la plaza-fuerte de Elvas, que concentra los esfuerzos de los arquitectos militares. Por esa razón no conoció grandes obras de modernización en este período, tan sólo de refuerzo, como lo demuestra la construcción de la "Puerta de las Sortidas". Terena y su castillo fueron ocupados y saqueados en 1652 por tropas bajo el mando de Francisco de Tuttavila y del Tufo, duque de San Germán, Gobernador de las Armas de Extremadura. En el siglo XVIII, sufrió extensos daños causados ​​por el terremoto de 1755.


El castillo se encuentra clasificado como Monumento Nacional por el Decreto nº 35.443, publicado en el Diario del Gobierno, I Serie, nº 1, de enero de 1946. La Dirección General de Edificios y Monumentos Nacionales (DGEMN) a partir de 1937 inició campañas de obras de consolidación y restauración, que incluyeron la reconstrucción de un paño de muralla y la reinvención de almenas. Una nueva campaña fue emprendida en la década de 1980 destacándose trabajos en la torre del homenaje, entre los que destacan la reconstrucción de bóvedas. 



Se trata de un ejemplo de arquitectura militar Manuelina, el castillo presenta planta pentagonal irregular, con las murallas flanqueadas por cuatro torres semicirculares y tres en vértices. La torre del homenaje presenta planta cuadrangular, dividida internamente en dos pisos, con amplios compartimentos abovedados. La barbacana, que protege la "Puerta de la Villa" presenta planta rectangular, con puerta en arco de vuelta perfecta. En el lado opuesto a la puerta principal, al este, la "Puerta del Campo", también denominada "Puerta del Sol". 


Otro punto interesante para visitar en esta bonita localidad es el Santuario de Nuestra Señora de Boa Nova, se trata de un Templo Fortaleza de planta cruciforme, dotado de almenas y de una arquitectura claramente medieval. A pesar de ser una construcción religiosa tiene un espectacular aspecto militar donde se aprecia su estructura compacta, ventanas saeteras, grandes matacanes sobre las ventanas saeteras y la hilera de merlones piramidales que rematan toda la parte superior de la capilla. Su fundación data de la primera mitad del siglo XIV y es atribuida a la Reina de Castilla Doña María, esposa de D. Alfonso XI Rey de Castilla, e hija de Afonso IV de Portugal. Que con motivo de la Batalla del Salado en 1340 había realizado un voto por la victoria de la misma. Vino a sustituir a la iglesia antigua de la villa y debe su nombre “BOA NOVA” (buenas noticias) que suponía ganar la batalla ya que en ella peleaban, su esposo, su padre y su suegro.

Más Información en mi

No hay comentarios: