VISITA MI NUEVO BLOG

domingo, 13 de marzo de 2022

Muralla y Castillo de Coria

Hoy visitamos la ciudad de Caurium, bautizada así por los romanos y de la cual deja testimonio Plinio que la incluye en los territorios de la Lusitania. En Coria (Cáceres) visitamos parte de su muralla de origen romano y el exterior del castillo del siglo XV, pues es propiedad privada y no se puede acceder a su interior.

Vistas de Coria y su Castillo

Murallas Romanas.

El recinto muestra aún las características constructivas típicamente romana un emplazamiento estratégico militar y comercial, con un trazado a base de largos lienzos de muralla bien alineados aunque irregulares por las condiciones topográficas del terreno. Fue construido a base de grandes piedras de sillería dispuestas en soga o tizón, cubos prismáticos adosados y puertas dispuestas entre cubos flanqueantes. Su construcción se produjo en el Bajo Imperio, entre los siglos IV y V como evidencian las estelas funerarias que aún hoy pueden verse embutidas en los muros.

Plano de Coria (1840-1870). José Sáenz Díez.
Fuente: SITEX

Durante la ocupación musulmana se utilizó sin tener que hacer grandes reformas dada su sólida construcción. La gran capacidad defensiva que tenía el recinto entonces queda patente a lo largo del asedio que sufrió la ciudad por más de dos años y medio por Alfonso VII quien tuvo que someter la ciudad hasta su reconquista en 1142.

Lienzo de Muralla Romana

Lienzo de Muralla Romana

Durante la etapa cristiana tampoco se realizaron grandes reformas, tan solo se tocaron algunos lienzos de muralla de la zona noroeste. Con la reconstrucción del castillo en el siglo XV, algunas reformas afectaron a las puertas de la ciudad construyéndose una nueva, la puerta de San Francisco junto al castillo, coronada por el escudo de la ciudad de Coria.

En el siglo XVII se ve aumentada la capacidad defensiva de la muralla para repeler los ataques artilleros. Durante la guerra con Portugal, hay evidencias de que los enfrentamientos llegaron hasta las mismas puertas de la ciudad, se quemaron y destruyeron los barrios de los arrabales pero no pudieron traspasar el recinto amurallado. Para ello entre 1661 y 1665 se realizaron varios añadidos, como un sistema de trincheras y muros con mampostería en vez de sillería. Durante el trayecto de la muralla se ven tramos de ambas épocas, la romana (de sillería) y la del siglo XVII (de mampostería). Hoy día se conservan las puertas romanas de la Guía y la de San Pedro.

Detalle de estela funeraria incrustada en la Muralla.

Puerta de la Guia

Castillo.

Está asociado a la muralla que envuelve la población aunque es de diferente época. Está constituido por la Torre del Homenaje reforzada en el exterior por una barbacana de la que se conservan algunos restos y una antemuralla. La torre se construye en dos etapas diferenciadas, de la torre primitiva se identifica la parte inferior y su planta pentagonal la cual se adjudica a los Templarios quienes fueron dueños de la ciudad durante algún tiempo hasta su reconquista. Hasta 1470 la ciudad de Coria perteneció a Don Gutierrez de Solís, pasando entonces a manos de los Duques de Alba, quienes construyeron un nuevo castillo aprovechando parte del entonces existente, añadiéndose la segunda parte de la torre, desde el nivel superior al de los adarves del recinto, esto se construye a lo largo de los años setenta del siglo XV.

La torre se construye a base de sillares en cuyos flancos se abren aspilleras, pequeñas ventanas en la mayoría de las cuales se disponen troneras, sobresaliendo en lo alto unas enormes garitas o torrecillas semicilíndricas sobre ménsulas escalonadas, características del siglo XV, en las que se aprecia el escudo de los Duques de Alba. Se remata todo con almenas sobre unos canecillos, bajo cada merlón se dispone una tronera para el uso de armas de fuego.

Castillo

Detalle de la Torre del Homenaje

En el interior, el cual hoy día no se puede visitar, según leo en algunos artículos, hay diferentes pisos, en la planta baja una bóveda de cañón apuntado en la galería y bóveda esquifada en la cámara que parece que sería mazmorra o prisión, en los pisos intermedios forjados de madera y en la cubierta bóveda de crucería con el escudo de los Duques de Alba en la clave, sobre esta una terraza almenada y las torrecillas que defienden los flancos de la torre. Se dispone de dos accesos a la torre, uno en la planta baja y otro a la altura del adarve al cual se puede llegar desde la barbacana, un pequeño cuerpo en el que se abre la portada de acceso, emplazada entre la muralla romana y un cubo semicilíndrico al otro. 
 
Además de esto es interesante visitar en la ciudad de Coria, la Catedral de Santa María de la Asunción del siglo XV-XVIII levantada en el sur de la ciudad sobre lo que fue el lienzo meridional de la muralla romana, de estilo gótico-plateresca con añadidos barrocos, se puede visitar la catedral gratuitamente y por un par de euros visitar su museo donde se encuentra el Mantel Sagrado de la Última Cena (o al menos eso dicen) y subir a lo más alto de su torre desde donde hay unas espectaculares vistas.

Catedral de Coria

La Cárcel Real es un edificio de estilo barroco del siglo XVII, que fue calabozos, lo que más sobrecoge son sus impresionantes puertas y ver aún las argollas donde se ataban a los presos. Aún se pueden ver los grafitis de la época en algunas estancias.  En esta se exponen los fondos arqueológicos de la ciudad.

Puerta de una de las celdas


Otro lugar para visitar es el Convento de la Madre de Dios, del siglo XVI-XVII, si llamas al timbre una de las hermanas te muestra el Claustro gótico-renacentista  de principios del siglo XVI con pavimento mudéjar y de paso llevarse uno de los dulces que elaboran las religiosas.

Claustro del Convento


Por último destacar el Puente de Piedra, construido en 1518 y que a mediados del siglo XVII el puente perdió sus aguas tras una invernal crecida que desvió el Río Alagón hacia su cauce actual, con lo cual tenemos hoy día un puente sin río, curioso.

Puente de Piedra


Más sobre Coria en 

Más fotografías de Coria en mi

No hay comentarios: